Siempre es doloroso despedirse de tus amigos, sobre todo cuando son personas a las que quieres y respetas.

JULIO GARCÍA SEBASTIÁN: VIAJERO INCANSABLE Y FUNDADOR DE ESTE PERIÓDICO

Primero se nos fue, tras una larga enfermedad, Julio. La noticia, no por menos esperada, nos dejó un gran amargor en el alma. A Julio le gustaba participar en todo, destacamos que él también fue miembro fundador de Hortaleza Periódico Vecinal, y se apuntaba a todas las actividades que podía.

El año en el que enfermó, recuerdo que estaba a punto de marcharse a hacer un safari por el Serengueti. Ese fue su sueño truncado, ya que a raíz de su enfermedad, tuvo que dejar de viajar.

Julio García y su mujer Mari Luz en un crucero.

Amigo de sus amigos, tenía un carácter especial, un humor característico y se denominaba a sí mismo envidioso. Siempre decía: «Esa cámara me la voy a comprar yo también, es que soy muy envidioso». Recuerdo que hubo una época en la que él y Pedro se iban juntos a jugar al golf. Ni qué decir tiene que se compró los mejores palos.

A título personal, solo tengo palabras de cariño hacia él, ya que me parecía una persona entrañable, cercano como si fuera un familiar. Tengo que decir que no he sido capaz de escribir estas líneas hasta ahora, ya que sentía una gran tristeza por su partida que me impedía expresar mis sentimientos.

No solo en su familia, su mujer Mari Luz y sus tres hijos, ha dejado un vacío insustituible, en Photoleza, siempre estará el hueco de una cámara con su nombre.

PEDRO HERGUEDAS CARPIO: MAESTRO DE LA FOTOGRAFÍA Y DE LA VIDA

Hace apenas una semana, el barrio de Hortaleza perdió a Pedro, uno de sus vecinos más ilustres, enamorado de su barrio, del que nunca quiso salir y donde ha permanecido hasta que un enemigo invisible, pequeño e insignificante y de forma traicionera nos lo ha arrebatado para siempre. Falleció en el Hospital de Almansa, de forma inesperada y sorpresiva, víctima del coronavirus que a todos nos tiene atenazado el corazón.

Pedro Herguedas, militar de profesión, desde hace unos años en la reserva, era teniente general del Ejército español y llegó a lo más alto del escalafón gracias a su profesionalidad, entrega y tesón en todo lo que se propuso a lo largo de su vida.

Pedro Herguedas, con su mujer Carmen y uno de sus hijos, participante en una carrera por la inclusión.

Fue jefe de la Fuerza de Acción Rápida del Ejército de Tierra y anteriormente jefe de la brigada de Infantería Ligera Aerotransportable “Galicia VII” y, entre otras muchas misiones de gran relevancia, dirigió la misión internacional SPABRI XI, en Bosnia Herzegovina.

Siempre ha estado absolutamente entregado a su familia, a su esposa Carmen y sus hijos. Era, y cuesta y duele hablar de él en pasado, una persona que irradiaba paz en todo momento, tranquilo, de educación exquisita y sobre todo sincero, muy sincero; te hacía notar su verdadera amistad cada vez que estabas con él.

Con su pase a la reserva, por su edad, y disponiendo del tiempo libre que antes no tenía, como era un espíritu inquieto y creativo, en unión de otros vecinos del barrio aficionados a la fotografía, creó la asociación Photoleza de la que es miembro fundador.

Photoleza ha perdido con Pedro y con Julio parte
de su esencia, se llevan un fragmento importante del capítulo aún por terminar de nuestra asociación

Photoleza ha perdido con Pedro y con Julio parte de su esencia misma. Pedro Herguedas, o simplemente Pedro para los que tuvimos el privilegio de disfrutar de su amistad, era un maestro de la fotografía y de la vida, cuyo recuerdo y enseñanzas nos continuarán guiando, pues ha dejado una huella imborrable en todos nosotros y, junto con Julio, o Julito como lo llamábamos cariñosamente, se llevan un fragmento importante del capítulo aún por terminar de nuestra asociación.

Descansad en paz, amigos. Dos hombres buenos.

(Visited 779 times, 1 visits today)