Tras su llegada al Ayuntamiento de Madrid, el gobierno municipal de Manuela Carmena se ha propuesto solucionar uno de los principales problemas de los madrileños, manifestados en las más de 537.000 quejas presentadas en el Ayuntamiento durante el gobierno de Ana Botella: la recogida de muebles y la limpieza de las calles y los espacios verdes.

Por ello, la actual alcaldesa ha impulsado un plan de refuerzo de limpieza durante el verano para los 17 barrios de Madrid donde era más urgente y necesaria la actuación de los servicios de limpieza.

Zonas beneficiadas

Así, en el distrito de Hortaleza, nuestra concejala Yolanda Rodríguez ha elegido las zonas especialmente sucias para ser verse beneficiadas por este impulso. Los días 25 y 26 de agosto, en el sector comprendido entre la avenida Virgen del Carmen, la calle del Acebedo y la calle Mar de las Antillas de la UVA de Hortaleza y, los días 27 y 28 de agosto, en un sector del barrio de San Miguel, comprendido entre la avenida Virgen del Carmen, avenida de San Luis, calle de Luis Buitrago y calle de Totana. En esta operación han estado involucrados 27 operarios realizando una actuación de brigadas y peinado, quitapintadas, barridos y baldeos mixtos, barrido manual y desbroce.

Los buenos resultados se pueden ver a simple vista, y con ellos se acompaña otra iniciativa de concienciación para los vecinos que se iniciará en los próximos meses, para el mantenimiento de los barrios limpios.

Coste cero

Esta iniciativa realizada en los meses de menor actividad de las calles madrileñas ha supuesto un coste cero para el Ayuntamiento, ya que forma parte de una obligación contractual de las empresas concesionarias, aunque si ha supuesto un esfuerzo extra para los operarios que se han encargado de llevarlas a cabo.

Sin embargo, el plan de la alcaldesa de Madrid para mejorar la limpieza de la ciudad es de mayor ambición, pues pasa por la remunicipalización de los servicios de limpieza, privatizado durante el anterior gobierno ‘popular’.

De esta manera se conseguiría una optimización de los servicios, así como una mejora en las condiciones laborales de los operarios de limpieza. Según el responsable sindical del sector de mantenimiento y limpieza de parques y jardines, de la FeS-UGT-Madrid, en un comunicado del 1 de septiembre, el origen del problema de la limpieza de las calles de Madrid está en “la política económica del Gobierno municipal que encabezó la señora Botella, quien a pesar de haber subido el Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) y las tasas de basura hasta lo insoportable para las familias asalariadas, recortó un 23,7% el gasto de limpieza en general”.

(Visited 344 times, 1 visits today)

Comparte este/a entrada