¿Quién no se ha emocionado estando en algún garito cuando escucha ese mítico comienzo de «somos de un barrio cualquiera, del quinto coño de Madrid…»? Los Porretas son uno de los grupos más reconocidos del punk-rock nacional y, además, han llevado el nombre de Hortaleza a lo más alto (junto a nuestro ‘sabio’ Luis Aragonés). Les ha costado trabajo, pero los hortalinos han logrado ser profeta en su tierra, como demostrarán este sábado 6 de junio con su concierto en las Fiestas de Hortaleza, donde presentarán su nuevo disco Al enemigo ni agua. Bode (guitarra y voz) y Pajarillo (bajo y voz) admiten que cuando tocan en el barrio hay más nervios que en cualquier otro concierto. Y es que van a verlos hastas sus madres. Aunque la actuación coincida con la final de la Champions.

Empezamos por lo más próximo. Hace cuatro años desde vuestra última actuación en las fiestas de Hortaleza, ¿sabéis que tenéis a casi todo el barrio esperando para veros este sábado?

Pajarillo: Hombre, no tenemos a casi todo, ¡tenemos al barrio entero! Menos a los que sean del Barça, claro (risas).

Bode: Sí, yo ya sé más de uno que va a estar ahí con el Barça. Pero vamos, gente sí habrá. Mi madre ya me está diciendo: «te van a ir a ver las abuelas del centro de los jubilados». Pues claro, que vayan.

¿Tenéis preparado algo especial para la gente de casa?

B: Todo es especial para la gente del barrio. Tendremos invitados que subirán a tocar, va a salir Óscar de Debruces a colaborar.

Lleváis más de veinte años dando caña a través de vuestra música y vuestras letras. ¿Cuál es el secreto para que Porretas siga dando leña como el primer día?

P: Pues las ganas de seguir dando leña como el primer día, y porque no sabemos hacer otra cosa que dar leña como el primer día (risas). Es nuestro trabajo, lo venimos haciendo desde hace mucho tiempo y no sabemos hacer otra cosa realmente. Así que seguiremos dando leña.

B: ¿Y si no, a qué nos dedicamos? Vamos a buscar trabajo y no nos lo dan… (risas)

Han cambiado mucho las cosas desde hace veinte años. ¿Echáis de menos tener un sólo un ampli para enchufarlo todo, o las cosas han cambiado para bien?

B: Hombre, no echamos de menos tener sólo un ampli, la verdad es que es mejor tener cada uno su ampli, coño. Pero bueno, todo cambia en la vida. Aquellos años fueron muy bonitos porque estábamos empezando, cuando tienes toda la ilusión de un chavalín que quiere tirar para adelante con esto, aunque tampoco pensamos nunca que íbamos a triunfar. Lo hacíamos porque nos gustaba, nos divertía y ya está. Pero vamos, la cosa evoluciona. Es diferente, todo tiene su lado bonito en cada época.

En muchos de vuestros discos y canciones aparece directa o indirectamente la cerveza. Seguro que dándole al botellín (o con más de uno en el cuerpo) habéis vivido algún que otro momento peculiar en el barrio. ¿Recordáis alguna historia que se pueda contar?

P: Bueno, la cerveza nos la hemos tomado en cualquier sitio del barrio. Habrán pasado muchas cosas, pero tampoco vamos apuntándolas. Por el barrio no estamos en los parques como estábamos antes, desde luego. Ahora estamos en los bares.

B: Estamos más recogidos.

P: Y hace menos frío (risas). ¿Anécdotas? Pues te encuentras con gente y… bueno, es que tampoco recuerdo ninguna así…

B: Han pasado muchas anécdotas por ahí, sobre todo en carretera, pero en el barrio…

P: En El Quinto Pino nos hemos encontrado con gente. Hemos estado con Reincidentes, con Benito Kamelas…

¿Qué ofrece a vuestros oyentes vuestro nuevo disco, Al enemigo ni agua que no tengan los discos anteriores?

B: Creo que es uno de los discos más cañeros de Porretas, y en las letras quizá sea un disco mucho más comprometido, también por la situación que estamos viviendo en estos últimos años que hemos visto y nos pasa a nosotros, a nuestros amigos…, lo estás viendo, en el barrio y en todos lados. Entonces las letras son quizá un poco más cañeras en ese aspecto. Antes igual eran un poco más cachondillas, aunque siempre hemos hecho de todo, pero bueno. Y luego, musicalmente, creo que es de los discos más trabajados, más armonías, más arreglos…

P: Ofrece más evolución, claro. Del penúltimo al último han pasado dos años, y si ya ahí se nota la evolución…

B: Pues imagínate del primero.

P: ¡E imagínate el siguiente!

En la canción ‘Atrapa a un ladrón’, el protagonista es el «honradísimo» Duque de Palma, conocido entre otras cosas por «supuestamente» apropiarse de lo que no es suyo. ¿Alguna vez le dedicaríais alguna canción a Bárcenas, Miguel Blesa, Rodrigo Rato, y un largo etcétera? Porque personajes parece que sobran…

B: Más o menos están todos ahí ya. En la canción se habla en concreto de Urdangarín, pero cuando decimos «amasó tanto dinero, que lleno reventó», se supone que estamos hablando de toda esa gente que tiene mogollón de pasta , y con toda la pasta que tienen quieren seguir teniendo más a costa del resto de la gente que gana poco dinero. O como el tema de ‘Bankiarota’, ahí están metidos Blesa, Rato…

P: Pues como en las preferentes, están todos metidos.

El año pasado fue potente en cuanto a conciertos, estuvisteis en el Viña Rock, y este año también tenéis unos cuantos planeados. ¿Qué más proyectos tenéis en mente?

P: ¿De discos? ¡Ninguno! (Risas) Conciertos empezamos ahora en verano.

B: Teníamos el Extremúsika y se ha caído. No sé por qué motivo se ha suspendido el festival. Pero bueno, hay varios festivales en Álava, en Albacete… Y luego todo lo que salga: fiestas de pueblos, ciudades, de barrios…

¿Creéis que hoy en día los grupos jóvenes son tan cañeros como los de vuestra generación, en plan Leño, La Polla, vosotros…?

B: Hay grupos jóvenes que dan caña y son buenos. Lo que pasa es que les cuesta bastante salir. Por ejemplo, el caso de Debruces, a mí me parece un grupazo y les cuesta. En casi todos los conciertos a los que vamos tocamos con algún grupo, y hay grupos que te sorprenden. Pero les cuesta salir.

¿Más que a vosotros?

P: Eran otros tiempos. En aquellos tiempos… bueno, a lo mejor también nos costaba. Lo que pasa es que en nosotros se fijó alguien, o le gustamos. Y también nos supimos mover.

B: Lo que pasa que antes éramos menos grupos también. Ahora hay muchísimos grupos. Yo creo que hay tanta oferta que la gente no sabe por dónde tirar. A lo mejor antes éramos menos y la peña te escuchaba más.

P: A lo mejor también hacíamos más ruido.

B: No hemos dado broncas… (risas).

P: Éramos más punkis.

f50Porretas durante su último concierto en Hortaleza, en 2011 / Foto Photoleza

Porretas se ha convertido en uno de los grupos de rock de referencia en este país. Con vuestra experiencia, y habiendo partido desde cero, ¿qué les comentaríais a los jóvenes que empiezan su aventura musical?

B: Que vayan a ensayar y sobre todo que se lo pasen de puta madre tocando, haciendo temas y tirando para alante. Y con ganas sobre todo de tocar y de pasarselo bien. De currar y disfrutar. Y luego lo que venga, vendrá. Si viene bien, bienvenido sea, y si no…

P: Te lo has pasado bien.

En la canción de ‘En mi barrio’ de vuestro último disco, Al enemigo ni agua decís: «Y aún recuerdo las tardes de futbolín, en la bodega siempre allí, con buena música y dándole al botellín, y es que mi barrio es siempre así». ¿Creéis que en Hortaleza se sigue jugando al futbolín, o ha cambiado mucho el panorama?

P: Bebiendo botellines seguro, pero futbolines… (risas)

B: Lo que pasa es que ya quedan pocos, pero algunos hay todavía ¿eh? En el Sporting de Hortaleza me echo alguna partida que otra, no creas.

P: Pero el rollo de la bodega no. Nosotros parábamos ahí y mucha más gente. Había un futbolín, había campeonatos… Ese rollo ya pertenece un poco a tiempos de atrás. Pero bueno, en algún lado habrá. Pero vamos, como antes se hacía no se hace ya, ahora la gente se va a una discoteca…

B: En el fondo es lo mismo.

P: Era más bonito aquello, tío, más que ir a una discoteca ahí con el «chunda chunda».

B: Ya, bueno, hay gente para todo.

En marzo la Comunidad de Madrid prohibió un concierto de Soziedad Alkoholika por «peligro de alteración del orden público»; y en mayo detuvieron a César de Def con Dos por supuesto enaltecimiento del terrorismo en las redes sociales. ¿Qué está pasando con la libertad de expresión?

B: Están intentando quitar la libertad de expresión. Cada vez intentan tomar más medidas para que la gente no se exprese. En Soziedad Alkoholika no pasaba nada.

P: ¿Qué va a pasar? Lo que pasa es que el PP es el PP, y es así de claro.

B: O como ahora, cada vez que cojan a los corruptos no quieren que les saquen en la tele.

P: Pues nada, les pondremos un altar para que les vayan a rezar. Esto es cosa del partido que gobierna. Y lo de César pues igual, si no puede decir ni lo que piensa… Puede decir lo que piensa, mientras que no mate a nadie…

¿Teméis que pueda haber una caza de brujas contra músicos «discordantes»?

B: No sé. Ya han intentado suspender festivales y conciertos, pero al final la gente tiene sus gustos y el rock ha funcionado siempre, y en nuestro campo sigue funcionando. Tienes tu público y tu gente que te apoya. E incluso, como el ejemplo de Soziedad Alkoholika, cuanto más les machacan, más les apoya la gente. ¡Tendremos que liar alguna! (Risas).

El rock and roll sigue siendo rebelión, como dice Barón Rojo, ¿o se ha perdido esa esencia?

B: Yo creo que el rock and roll sigue siendo protesta. Es raro escuchar a un grupo que hagan el rollo que hacemos nosotros de rock de barrio, punk rock o el rock callejero sin letras reivindicativas, de calle, y de protestar por lo que no te gusta, por la injusticia social…

Pero igual el rock se ha pervertido un poco en ese sentido, ¿no?

B: Lo que pasa es que ahora está muy abierto el campo. Cuando te hablo de rock te hablo de Boikot, de Reincidentes, de Sínkope, de Gatillazo…, y esos grupos siguen dando caña. Te hablo de… ¡Porretas! (risas). Pasa que ahora todo el mundo hace rock. Llegan los Pig Noise y hacen punk-rock…

Si tuvierais a Wert aquí delante, ¿qué le diríais?

B: Ha hecho mucho daño con lo del IVA y con todo.

P: Y sigue haciendo daño, porque todavía está ahí.

B: Las tasas de la universidad…

P: Ojalá se vayan todos a tomar por culo y cambien las leyes.

B: Parece que quieren decir que al final sólo estudie el que tenga un padre con pasta, al hijo del obrero que le den por culo. Es volver a tiempos oscuros.

En marzo, el 15M Hortaleza y Rediis presentaban el proyecto Invisibles en el que analizaban la situación económica y social del barrio, y exponían datos como que más de la tercera parte de las familias del barrio están en paro. ¿Pensáis que habrá cambios en el distrito con el nuevo panorama electoral?

B: Ojalá.

P: Sí, pero me han dicho que ha salido el PP en Hortaleza, ¿no?

B: Si es que Hortaleza es de coña, para cortarse las venas (risas).

P: Estamos todos en contra pero luego no sé quién coño vota. Pues no sé si habrá cambios, porque están los mismos. Ya veremos. Lo que pasa que ahora no tendrán la libertad de antes porque tendrán más oposición, pero siguen los mismos, o sea que…

B: Esperemos que algo cambie y evolucione. Confiemos en la gente nueva de ahora, como Manuela en el Ayuntamiento. Pero vamos, que yo no me fío ya de nadie, aunque las intenciones creo que son buenas.

P: Mejor que lo que hay, seguro.

B: Pasa que es verdad. Aquí en el barrio hablas con todo el mundo y yo no conozco a ni Dios que haya votado al PP, y en el distrito, el más votado han sido ellos.

La gente más mayor…

B: Sí. Hablo con mi madre y dice que las abuelas siguen «¡Uf! ¡Qué si viene «el coletas» nos quitan los pisos!»

P: Les tienen engañados.

A falta de dos días para el concierto, ¿nos haréis esperar otros cuatro años para teneros por aquí?

P: Eso díselo al PP.

B: No somos nosotros.

P: Podíamos haber tocado hace dos. Esto es como es, nosotros pudimos presentar el anterior disco hace dos años, y no pudo ser. Lo propuso Radio Enlace y no se les hizo ni puto caso. Ahora no sé si será por estrategia electoral o porqué, nos lo han permitido.

B: …, y por eso ha salido el PP (risas).

P: Está clarísimo, quisiéramos tocar cada dos años o cada tres como muchísimo. Pero si no nos dejan… Ya no como cabezas de cartel, sino en las mismas fiestas… Aunque bueno, claro, como ahora no hay más que dos grupos…

Y siempre que toquéis vosotros vais a ser principales, porque es algo del barrio y es algo que sentimos como nuestro.

B: Hombre, lo que pasa es que no puedes tocar todos los años

P: Pero sí cuando sacas un nuevo disco, poder presentarlo.

(Visited 763 times, 1 visits today)

Comparte este/a entrada