El Centro de Atención a las Adicciones Hortaleza (CAD Hortaleza), junto con otros seis repartidos en diferentes distritos de la ciudad de Madrid, lleva a cabo el Plan de Adicciones 2022-2026, el cual tiene el objetivo de acabar con el estigma de los tratamientos para las adicciones.

Situado en la calle Minaya, número 7 (pegado al Centro de Especialidades Periférico Emigrantes) y decorado con un mural protegido que representa el skyline de la ciudad, su ámbito de actuación engloba también los distritos de Chamartín y Barajas y los barrios de San Juan Bautista, Colina, Atalaya y Costillares de Ciudad Lineal.

NUEVAS ADICCIONES

Una de las líneas estratégicas del plan es la atención y prevención de la adicción al juego y los videojuegos. Una adicción que “hoy en día no tiene tanto estigma porque es algo que no se ve”, afirma el médico y jefe de sección del CAD Hortaleza, Antonio Sáez.

El abuso de las pantallas es un problema que afecta sobre todo a la población joven (de entre 18 y 24 años) a quienes se intenta orientar y sensibilizar a través del empleo de redes sociales con la campaña #PiensaDecideControla.

Desde los centros se cuenta con un equipo específico, educadores que trabajan externamente y que dan información en institutos, centros de educación de personas adultas (CEPA) o puntos de encuentro, y un orientador familiar que trabaja directamente con los allegados.

En cuanto a las casas de apuestas, “existe más demanda de este tipo de problemas” cuando son pacientes de economías más bajas, asegura el doctor Sáez.

Este plan tiene la novedad de poner el foco en las personas y no en las sustancias, también muestra especial atención a aquellas que tienen mayor riesgo de vulnerabilidad y a fenómenos en crecimiento como el chemsex.

Este centro es el que más está tratando este problema: “Se produce en el colectivo LGTBI y es el uso de sustancias en un contexto sexualizado”. Los profesionales reciben formación específica para ello, al igual que en sensibilización en el enfoque de género porque a las mujeres se les ofrece una atención muy especializada con preferencia a la hora de utilizar recursos.

Otro foco es la población mayor con problemas de abuso de benzodiazepina, otros hipnóticos o alcohol.

ATENCIÓN PERSONALIZADA

El enfoque de los tratamientos es individualizado y multidisciplinar, todas las áreas intervienen (medicina, psicología, trabajado social y terapia ocupacional). Hay, además, una red específica de recursos del Ayuntamiento de Madrid como centros concertados, hospitales, pisos de apoyo a la reinserción, centros de día para jóvenes y adolescentes…

Este plan tiene la novedad de poner el foco en las personas y no en las sustancias

El trabajo con ellos es comunitario y coordinado. Si el familiar también pide apoyo, se hacen intervenciones individuales y grupales (esté o no en tratamiento el paciente, ya que hay situaciones en las que este pide que no haya).

Además, los centros de atención a las adicciones son de acceso gratuito y voluntario, por lo que no hace falta que haya una derivación previa por parte de un especialista.

(Visited 393 times, 1 visits today)