Ya se han acabado las Fiestas de Hortaleza, que han estado pasadas por agua, pero han dejado a su paso grandes actuaciones y actividades para todos los públicos. Y si algo perdurará de los festejos serán los murales que ya adornan la parte trasera del auditorio Pilar García Peña del parque Pinar del Rey.

Durante los dos fines de semana de las Fiestas, artistas urbanos tanto del barrio como de fuera de nuestras fronteras han participado en este proyecto coordinado por The Hug, asociación cultural del distrito. Los artistas que se han sumado a la iniciativa de plasmar su arte en estas paredes han trabajado durante los festejos y algunos han contado, incluso, con la ayuda de los asistentes más pequeños.

La finlandesa Klaara Nieminen, trabajando en su obra / Foto Sandra Blanco

Este proyecto nace de una propuesta piloto de la Junta Municipal de Hortaleza, que delegó la coordinación del proyecto a The Hug. Este colectivo se encargó de reunir a los artistas que han realizado los murales: el colectivo Los Meneo, S2, y el artista hortalino Alberto Pina, a quienes se sumó la artista finlandesa Klaara Nieminen, miembro de The Hug.

Los elementos decorativos que los artistas han elegido para adornar estas instalaciones han sido muy diversos, pero todos ellos tienen algo en común: Hortaleza.

Los edificios emblemáticos del barrio han sido los elementos más representados; tanto el skyline de Hortaleza con aires futuristas realizado por Mark Zimerman, como las composiciones de diferentes monumentos hortalinos de Meneo o el paisaje con toques más campestres de Alberto Pina.

Alberto Pina preparando su mural en el auditorio / Foto Sandra Blanco

Las apuestas de las artistas femeninas han sido algo más abstractas: un retrato de los propios pies de Klaara cruzando una calle de Hortaleza y el mural digital del colectivo S2, titulado Descodificando Hortaleza. Éste contiene un código QR que, cuando le pasas el lector con tu móvil, te dirige a una página web que reúne a las distintas asociaciones del barrio.

Algunos de los maceteros de la zona, que son espacios más pequeños, se han decorado también con piezas más sencillas, como con la escritura de ‘Hortaleza’ de Dewer con una tipografía llamativa.

Este espacio, que hasta ahora era un lugar de tránsito hacia los baños del auditorio o hacia la barra ubicada en su parte posterior, tenía las paredes cuarteadas y algo sucias, por lo que fue preciso prepararlas antes de comenzar a pintar los murales. Ahora, se ha convertido en un espacio para poder disfrutar del arte urbano al aire libre.

No cabe duda de que este espacio luce mejor que nunca para recibir los diferentes eventos que alberga este auditorio durante la época estival, como el cine de verano o los conciertos de Los Veranos de la Villa. Y quién sabe si este es el primer paso para decorar otras zonas del barrio en deterioro con murales de otros artistas hortalinos.

El pintor hortalino Alberto Pina, ante la obra creada durante las Fiestas / Foto Sandra Blanco

(Visited 191 times, 1 visits today)

Comparte este/a entrada