Hablamos con Iñaki García Esteban, que es el responsable de Imperdible Design Studio; un artista que creció en Canillas y que estudió en el instituto público Conde de Orgaz, donde comenzó a “trastear” con sus primeros espráis y con la pintura plástica junto a sus amigos.

Hace unas semanas, fue noticia precisamente por decorar uno de los muros del centro escolar, gracias a la iniciativa Pinta Esperanza. El proyecto tenía que ser un mural colaborativo dentro de la ciudad de Madrid, así que Iñaki quiso hacerlo en su barrio y más concretamente en el instituto donde estudió Bachillerato de Artes: “Lo comenté con mi equipo y nos lanzamos a proponérselo al instituto y a la Junta de Hortaleza. Todo fue muy fácil, gracias al profesor Fernando Vázquez y al equipo directivo del centro, que me ayudaron en todo el proceso”.

Para el hortalino, todos los murales colaborativos son “muy enriquecedores” porque los ayudantes “lo viven muchísimo”, pero haber trabajado con los actuales estudiantes de Artes de su antiguo instituto ha sido especialmente conmovedor: “era muy interesante ver sus inquietudes artísticas y su forma de aplicar los nuevos conceptos que tenían para una creación de estas dimensiones. La verdad es que se ha notado la pasión y las ganas que le han puesto… Hemos aguantado frío, lluvia y fechas malas… No viene cualquiera a pintar un 27 de diciembre por la noche, cuando terminamos”.

IMPERDIBLE DESIGN EN VILLA ROSA Y MANOTERAS

Pero no solo un muro de la calle Nápoles luce ya un diseño de Imperdible Design en Hortaleza. Iñaki vivió al lado de asociación vecinal Villa Rosa y, por eso, le hizo especial ilusión crear un mural y pintar su fachada mano a mano con colaboradores de todas las edades (niños menores de 10 años y vecinos con más de 70): “He de confesar que pintó hasta mi abuela”, recuerda el artista.

“He de confesar que pintó hasta mi abuela”, recuerda el artista

Por otro lado, la reciente restauración de las gradas feministas de Manoteras también lleva la firma del estudio madrileño. “Fue una tarea dura, pero satisfactoria, pese a la dificultad de la superficie y las inclemencias medioambientales”, recuerda Iñaki.

“La restauración era necesaria, debido a la vandalización y al desgaste de las superficies, por lo que nos encantó y agradecemos la invitación a contribuir en otro espacio tan especial del barrio con un mensaje tan contundente. También estamos agradecidos a la artista original y a Juan Carlos Chans (jefe de la Unidad de Participación Ciudadana del distrito) por su gestión y ayuda para la intervención”.

PRÓXIMO OBJETIVO: CENTROS DE SALUD

Los miembros de Imperdible Design Studio se definen como un equipo de diseñadores que están comprometidos con el espacio que los rodea, y con las personas que hacen uso y disfrute de él.

Por ello, tienen a la vuelta de la esquina más murales colaborativos en otros barrios de Madrid, aunque les gustaría seguir “coloreando” Hortaleza: “Nos encantaría poder intervenir en los centros de salud del barrio y aportar un diseño que cambie los muros grises tan característicos”, asegura Iñaki.

Imperdible Design

Mural de la fachada de la asociación vecinal de Villa Rosa.

(Visited 553 times, 1 visits today)