Las bibliotecas públicas pertenecientes al Ayuntamiento de Madrid y a la Comunidad de Madrid han adaptado la plataforma eBiblio, y su variante para películas eFilm, para que cualquier ciudadano pueda acceder durante el estado de alarma a sus contenidos y obtener en préstamo gratuito lo mismo que si tuviera un carné de usuario.

Lo primero que ha de hacer la persona interesada es solicitar por internet el carné de bibliotecas públicas de Madrid. Los pasos son los siguientes: entrar en el Portal del lector de bibliotecas públicas de Madrid, pinchar en eBiblio Madrid (el clic está debajo del dibujo), luego pinchar a la izquierda en ¿Cómo ser usuario de eBiblio Madrid? y luego en solicitar el carné.

A continuación, tiene que cumplimentar y enviar el formulario que se encuentra adjuntado abajo, copia digital (escaneada o fotografiada) de su DNI y, para menores de edad, copia digital del DNI del padre, madre o tutor. Es imprescindible que se dé también una dirección de correo electrónico para llevar a cabo los préstamos. Todo se explica detalladamente en la página web de la plataforma.

Una vez realizada la preinscripción en la red de bibliotecas públicas de Madrid, podrá disfrutarse de préstamos de eBiblio y eFilm de momento hasta el 31 de mayo

Una vez enviada la solicitud, bibliotecas públicas le remitirá una carta con su número de carné y un enlace a su contraseña. Ambas claves le servirán, cuando las introduzca en el área de usuario, para poder disfrutar de préstamos de eBiblio y eFilm de momento hasta el 31 de mayo. Si el estado de alarma se prolongase mucho se variaría esta fecha.

Lo realizado ahora será considerado una preinscripción provisional. Cuando las bibliotecas vuelvan a abrir, los usuarios tendrán que personarse en cualquiera de ellas para finalizar la tramitación, presentando entonces el original del DNI o equivalente y firmando la solicitud. Los que ya tienen el carné de bibliotecas públicas, nunca han dejado de estar habilitados para usar estas plataformas.

Las plataformas eBiblio, promovida por el Ministerio de Cultura y Deporte, y eFilm están operativas las 24 horas del día. El acceso a ellas puede realizarse a través de ordenadores personales, teléfonos inteligentes, tabletas o lectores de libros electrónicos compatibles con DRM de Adobe.

En eBiblio se pueden obtener en préstamo, de manera simultánea, hasta tres libros electrónicos durante 21 días (con la posibilidad de reservar hasta tres títulos); tres audiovisuales a la semana, con un máximo de 12 al mes, por 72 horas (películas, obras de consulta, documentales, música…); una revista por día (divulgación, historia, moda, viajes, sociedad, humor…) y un periódico por dos horas (El País, ABC, As, La Razón y Cinco Días).

En libros posee tanto títulos de ficción (novela, poesía y teatro) como de materias (ciencias sociales, humanidades, arte, ciencias…) y se dirigen, al igual que el resto de materiales, a todo tipo de público (adulto, juvenil e infantil). En su página web pueden consultarse su extenso y variado catálogo y sus novedades. Hay libros publicados el pasado mes de febrero.

Por la popularidad que ha alcanzado la plataforma eFilm, se la ha calificado en los medios como "el Netflix de las bibliotecas públicas"

También ofrece un amplio repertorio de audiolibros, con obras tanto para adultos como para niños, desde clásicos como El lazarillo de Tormes, El Quijote o Alicia en el país de las maravillas hasta títulos y autores recientes, como Almudena Grandes, Pérez-Reverte, Luz Gabás, Chirbes, Vargas Llosa, Lucía Berlín, Paul Auster, Isabel Allende y un largo etcétera. Las personas invidentes cuentan con múltiples opciones para la lectura a través de voces especializadas de otros. En el catálogo existen de momento 495 títulos para cubrir sus necesidades.

La plataforma eFilm, a la que se accede desde eBilio pinchando en la foto que pone CineMadrid (también tiene su acceso independiente), ofrece préstamos de audiovisuales en streaming, con cine español y europeo, cine clásico e independiente y obras tanto de ficción como documentales también para todos los públicos. Por la popularidad que ha alcanzado, se la ha llegado a calificar en los medios como el Netflix de las bibliotecas públicas.

(Visited 788 times, 1 visits today)