Cuando Julio y Elisa enfilaban la carretera de A Coruña para pasar las vacaciones junto al mar con sus dos hijas pequeñas, Elisa y Mercedes, no podían llegar a imaginar que ellas terminarían recorriendo el mundo con una piragua.

La historia de estas hortalinas que nunca han querido abandonar el barrio comienza en Galicia, donde empezaron a dar sus primeras paladas. Algún tiempo después, paseando por el parque Juan Carlos I volvieron a ver a deportistas entrenando en sus piraguas y decidieron unirse al club que utilizaba el lago del parque como su sede.

Con el paso de los años, el club perdió pujanza y Merce y Elisa pasaron a formar parte del Alberche Kayak Club y el Club Piragua Ciudad de Zamora respectivamente. Su lugar de entrenamiento era el lago de la Casa de Campo hasta que el Ayuntamiento tuvo que secarlo para realizar obras.

Con el equipo del Club Escuela de Piragüismo Aranjuez han logrado sus principales éxitos deportivos 

Finalmente, las hermanas Zapata recalaron en el Club Escuela de Piragüismo Aranjuez, donde con el equipo han logrado sus principales éxitos deportivos tanto en categoría individual como por equipos. Sin embargo, siguen entrenando en el Juan Carlos I, donde se las puede ver paleando muchas tardes si las condiciones lo permiten.

PIRAGÜISTAS LAUREADAS

Ambas hermanas empezaron a ganar títulos desde muy pequeñas. Elisa, de 22 años, despuntó en categoría júnior y compitió en campeonatos europeos y mundiales con buenos resultados. A nivel nacional, ha conseguido 28 medallas. Mercedes, de 19 años, logró su primera medalla nacional de un total de 22 en categoría infantil y ha sido varias veces campeona de España en cadete y juvenil.

De izquierda a derecha, Merce y Elisa Zapata paleando con sus piraguas. SANDRA BLANCO

Tras recibir la invitación de la selección nacional para residir y entrenar con el equipo en Sevilla, ambas hermanas decidieron permanecer en Madrid y costearse sus materiales, fisioterapeutas y entrenamientos para poder proseguir sus estudios de Ciencias del Deporte en la Universidad Politécnica.

Además, ambas han estudiado música en el Conservatorio y Elisa ha obtenido el grado profesional en la especialidad de bandurria y mandolina.

PARÓN COMPETITIVO

Este año la pandemia ha cortado de raíz su progresión deportiva y la programación de competiciones nacionales e internacionales casi ha desaparecido, por lo que han decidido dar el año por perdido y empezar a entrenar pensando en la próxima temporada.

La pandemia ha detenido su progresión deportiva, y buscan patrocinadores para su regreso a la competición

Aprovechando la espera, las hermanas Zapata buscan patrocinadores para renovar sus materiales y prepararse para competir juntas en K-2, ya que este año Merce pasa a categoría sénior y pueden compartir piragua.

Contra lo que se podría pensar, Madrid no parece un buen lugar para encontrar patrocinador. “Nuestras compañeras de provincias logran pequeños patrocinios de entidades y negocios locales, mientras que a nosotras nos está costando muchísimo”.

En estos momentos, solo reciben fondos de la Comunidad de Madrid por resultados. Por esta razón, han solicitado una beca del programa Ellas Son de Aquí para la promoción del deporte femenino de Manzanas Livinda.

Mientras tanto, las dos hermanas siguen desplazándose al Juan Carlos I o a Aranjuez para mantenerse en forma y estar preparadas para el momento en que suene el disparo de salida del deporte en todo el mundo.

(Visited 321 times, 1 visits today)