Muchas felicidades a nuestros queridos artistas Tapa Tapita Tapón por los 25 años de ilusión, entretenimiento y afecto que les han dado a tantísimos niños y niñas, incluso también a muchos que ya peinan canas.

Mi hijo, Juanma, de pequeño se divirtió con ellos, pero no solo quedó ahí. Antes de su mayoría de edad, pasó a formar parte de esa estupenda familia. Con Tapa tuvo su primer trabajo y creció como persona. Esa experiencia forma ya parte de él, igual que el sentido de la responsabilidad que se forjó con esta cooperativa del barrio de Manoteras y de toda Hortaleza.

Tapa ha sido para mucha gente joven un lugar en el que madurar y aprender la importancia del trabajo, del buen hacer, de la cooperación  y de la paciencia, un valor que ante el público infantil es imprescindible.

Tapa ha sido para mucha gente joven un lugar en el que madurar y aprender la importancia del trabajo

Más de una tarde de sábado, mientras comíamos en familia, Juanma nos dejaba en la mesa con el postre a medias para ir a algún centro comercial o cultural. Allí,  se convertía en el hombre de los mil disfraces (Peter Pan, payaso, chulapo, dinosaurio,…) les ofrecía globos a niñas y niños con una sonrisa que yo antes no le conocía.

Sí, reconozco que como madre me acercaba con curiosidad y mucha satisfacción sin que me viera. Tenía uno de los mejores trabajos del mundo: hacer felices a los demás. ¡Qué más puede pedir una madre?

¡Enhorabuena, Tapa Tapita Tapón! Enhorabuena por toda vuestra labor con niñas y niños, con los jóvenes del barrio y con el propio barrio apoyando muchas iniciativas. Siempre habéis dado la oportunidad a quienes aún no habían salido del nido familiar y a quienes empezaban a volar.

Todo lo que les habéis aportado siempre quedará en ellos. La huella de vuestra profesionalidad y vuestro cariño a la hora de trabajar es una marca en la que han crecido ya varias generaciones durante el último cuarto de siglo.

¡Muchas gracias y a por los próximos veinticinco años!

(Visited 271 times, 1 visits today)