La Fiscalía Provincial de Madrid ha presentado ante el juez una denuncia contra tres trabajadores de la residencia Los Nogales de Hortaleza, financiada con fondos públicos por parte de la Comunidad de Madrid, por los malos tratos físicos y psicológicos a los que sometieron a dos ancianas que tenían a su cargo. En su escrito, la Fiscalía ha pedido al juez que cite en calidad de investigados a las personas denunciadas y en calidad de testigos a los responsables de la residencia.

El pasado mes de diciembre, un hombre presentó una denuncia ante la Fiscalía Provincial de Madrid en la que se ponía de manifiesto la situación de maltrato continuado que venía padeciendo su madre durante su estancia en esta residencia.

Según ha informado la Fiscalía, el denunciante aportaba junto a su escrito tres vídeos grabados en el interior de la habitación y ocho fotografías de lesiones que presuntamente habían sido infringidas por el personal de la residencia situada en la calle Alcobendas del distrito.

“Te juro que cogería el colchón y te lo tiraría en la cabeza", dice una de las denunciadas en uno de los vídeos dirigiéndose a una anciana

En esos vídeos, se observa como una de las trabajadoras denunciadas abofetea a una anciana, le quita bruscamente la dentadura postiza mientras le dice “eh cabrona, a ver qué te quito esto, no se muerde eh” y luego amenaza a la otra internada agredida: “Y tú igual como me muerdas es que te arranco la cabeza. Que estoy muy loca”.

Además, en los vídeos se puede ver cómo la trabajadora lanza una almohada a una de las ancianas, en silla de ruedas, y a la otra le dirige estas palabras: “Te juro que cogería el colchón y te lo tiraría en la cabeza”. Un comentario que, según la denuncia de la Fiscalía, provoca las risas entre ambos investigados. Además, las imágenes demuestran como restriega un pañal en la cara de una de las internas.

137 PLAZAS CON DINERO PÚBLICO

El hombre que denunció ante la Fiscalía, hijo de una de las mujeres agredidas que padecía alzheimer y ya ha fallecido, ha asegurado en la Cadena Ser que el maltrato “era reiterado” y los internos de la residencia no tienen la mínima atención higiénica.

“Todos están orinados”, ha afirmado en la entrevista, donde ha explicado que tras el ingreso de su madre, en mayo de 2015, la mujer empezó a presentar “hinchazones en las rodillas y tobillos” así como “hematomas” en diferentes partes del cuerpo.

Ante esa situación, el hijo de la interna advirtió a la directora del centro, que le respondió verbalmente, según su versión, que “todo estaba bien”, momento en el que decidió colocar las cámaras en la residencia, donde la Comunidad de Madrid tiene concertadas 137 plazas concertadas con dinero público.

La Consejería de Políticas Sociales del gobierno regional ha asegurado a Hortaleza Periódico Vecinal que dos de los tres trabajadores denunciados ya no trabajaban en la residencia Los Nogales y otro ha sido despedido este miércoles.

La Comunidad de Madrid afirma que no actuará hasta que “se resuelva judicialmente la denuncia”, añaden desde la Consejería. “Una vez se resuelva, si se deriva algún tipo de responsabilidad por parte trabajadores y la empresa, el gobierno de la Comunidad de Madrid actuará con absoluta contundencia”, sentencian.

 

 

(Visited 5.138 times, 2 visits today)