La asociación de consumidores Facua ha elegido por votación como peor empresa de 2014 a una compañía farmacéutica que tiene su sede en Hortaleza. Se trata Gilead, productora de Sovaldi, el medicamento contra la hepatitis C que, según explica la asociación de consumidores, “tiene secuestrados a los enfermos con un precio desorbitado que para nada está relacionado con el coste de descubrir su principio activo y producirlo”. El motivo de que Gilead desbancara a Bankia en este dudoso premio tiene que ver con que “cada día mueren doce personas a causa de esta enfermedad” y hay en torno a 30.000 enfermos que precisan de este tratamiento.

La manifestación en Hortaleza

Conscientes de la presencia de la empresa norteamericana en Hortaleza, el pasado 6 de febrero la Plataforma de Afectados por la Hepatitis C convocaba al mediodía una manifestación en la avenida de los Poblados, 3, sede en España de la compañía estadounidense. Con un fuerte viento y frío intenso, una treintena de personas vestidas con la camiseta roja de la plataforma gritaron ante las puertas: «No son muertes, son asesinatos» o «No al genocidio de la Hepatitis C».

Según aparece publicado en la página web de Gilead, la empresa obtuvo en el pasado año 21.300 millones de euros de beneficios, un 127% más que el año anterior. Sin embargo, no ha desarrollado el medicamento, sino que ha comprado la patente a la compañía que realmente lo desarrolló y que, según la plataforma, utilizó fondos públicos para su investigación.

Una ex-directiva de la compañía Gilead, Mercedes García, en declaraciones a la Sexta dijo que la diferencia de precios entre países se calculaba según el nivel económico de cada país y que esto suponía una “redistribución de la riqueza”. También habló de curaciones con agua bendita y de que los pacientes no querían usar otros tratamientos más baratos para curarse.

Hepatitis CFoto de Sandra Blanco

El precio del medicamento

El problema es que este medicamento es muy caro (25.000 euros) y el ministerio de Sanidad no ha sido capaz de negociar con Gilead un precio mejor. En países como la India, el genérico cuesta apenas 600 euros.

Con el estado actual de las arcas públicas y el número de infectados en el país, que es de 900.000 personas (alrededor de un 70% desconoce que la padece), ha surgido un grave problema de atención a estos enfermos ya que, aunque el médico recete lo a los pacientes en F4 (cirrosis) y a algunos en F3 (fibrosis), las consejerías de salud niegan el tratamiento a estos enfermos.

El director general de farmacia de la Comunidad de Madrid ha afirmado que todos los F4 están recibiendo el tratamiento. Sin embargo, de las diez personas entrevistadas para este artículo, seis eran F4 y no lo estaban recibiendo. “Los economistas deciden quién recibe el tratamiento y quién no”, afirman desde la Plataforma de Afectados por la Hepatitis C.

Al fin una respuesta

El periodo electoral y la gran labor de la Plataforma de Afectados por la Hepatitis C han llevado al Gobierno a la creación de un plan que, según los afectados, es adecuado aunque no se está cumpliendo de igual manera en todas las autonomías. Según la Plataforma, solo Andalucía y el País Vasco están dando el tratamiento mientras que en Castilla y León no tienen derecho a reclamar. En la Comunidad de Madrid, el tratamiento se está dando con cuentagotas, concretamente en los casos que saltan a los medios de comunicación. La plataforma se queja de que, después de ser recetados por un médico, “son economistas de la Consejería los que deciden quién recibe el tratamiento y quién no”.

De qué hablamos

La hepatitis C es una enfermedad causada por un virus y transmitida, principalmente, por transfusiones, utilización de jeringuillas infectadas, operaciones quirúrgicas, vacunaciones, incluso por tatuajes o tratamientos dentales. Los controles de hepatitis C en transfusiones no se empezaron a realizar hasta el año 1992.

Los tratamientos que se han utilizado anteriormente (el Interferon, por ejemplo) eran muy agresivos y tenían efectos secundarios de importancia (dolores, fiebre alta, hipotiroidismo, hipoglucemia, anemia y picores). El Sovaldi, por el contrario, solo provoca, en ocasiones, un poco de anemia. El Sovaldi se usa combinado con otros medicamentos como la ribavirina.

Vineta Agus HepatitisViñeta de Agustín Jiménez

(Visited 458 times, 1 visits today)