Cualquiera que pasee por el barrio de Orisa de Hortaleza se dará cuenta de lo abandonadas que están las zonas verdes. Cansados de ver tanto vacío, el vecindario se ha puesto manos a la obra para poner sus jardines bonitos, empezando por un área que puede verse desde la calle Mar de las Antillas, frente a la biblioteca de la Huerta de la Salud. Una zona llena de excrementos caninos, malas hierbas y desperdicios, que ahora es un pequeño vergel dentro de tanto erial.

La iniciativa contó con el apoyo de la asociación vecinal La Noria del barrio de Orisa, donde los espacios entre edificios siguen siendo descampados. Empezó por desbrozarse el área, quitar las ramas secas de los árboles y, por último, retirar la suciedad. Después, la azada removió la tierra, buena tierra por cierto, para dejar paso al plantado de alibustres y plantas aromáticas que, junto con neumáticos viejos decorados, llenaron de color un espacio antes desolado.

Para muestra no un botón, sino un neumático que, lejos de contaminar la tierra, servirá de cuna para mecer las plantas, descansando por fin, sabiendo que su final no es el vertedero, sino un jardín.

Hay muchas áreas en el distrito que podrían ser embellecidas por vecinos y vecinas. No estaría nada mal que el consistorio dejara trabajar en las zonas interbloques haciendo que Hortaleza fuera conocido como el distrito ajardinado.

(Visited 435 times, 1 visits today)