Si preguntamos a cualquier madre o padre qué es lo que más le preocupa en el mundo, casi con total seguridad nos dirá que es la seguridad de sus hijos.

Los padres de alumnas y alumnos del colegio público Esperanza no somos una excepción, y llevamos bastante tiempo preocupados por las condiciones en las que entran y salen los niños del colegio, ya que las condiciones viales no son ni de lejos las mejores. La mayor parte de los alumnos realizan la entrada y la salida por una calle en curva con escasa visibilidad, en la que habitualmente los coches llevan una velocidad excesiva, a pesar de estar debidamente señalizada como zona de colegio.

Además, en esta calle, se encuentran dos salidas que dan directamente a una acera minúscula en la que los padres que dejan o recogen a sus hijos apenas caben. Se forman aglomeraciones que obligan a muchos progenitores a quedarse esperando en la acera de enfrente a que las niñas y niños salgan.

Lo más preocupante es que una de dichas salidas está directamente enfrente de un paso de peatones, que puede invitar a los más pequeños a salir apresuradamente si ven a sus padres en la acera de enfrente. Es un verdadero milagro que todavía no haya habido ninguna desgracia, pero no estamos por la labor de seguir tentando a la suerte.

La mayor parte de los alumnos realizan la entrada y la salida por una calle en curva con escasa visibilidad

Lógicamente, nos hemos puesto en contacto con la dirección del colegio, que siempre ha sido receptiva a las sugerencias de los padres, y nos dicen que para ellos también es actualmente una de las mayores preocupaciones. Nos han dicho que llevan tiempo solicitando a la Junta del Distrito mejoras en la seguridad de la zona, hasta ahora sin resultado.

Entre las medidas que pedimos están el cambio del paso de peatones que hay frente a la entrada de la calle Andorra número 12, adelantándolo a la altura del número 3, para que se pueda cruzar sin peligro a la entrada de la calle Gomeznarro, donde está otro de los accesos al colegio; poner una valla enfrente de la puerta de salida de primer y segundo curso de Primaria para evitar el peligro de las salidas impulsivas, y ensanchar la acera en esa zona, para aliviar las aglomeraciones inevitables a la salida de las clases.

Queremos hacer un llamamiento a los responsables de seguridad vial de la Junta Municipal de Hortaleza para que tengan a bien inspeccionar las condiciones que comentamos. Que se hagan eco de que son verdaderos problemas que ponen en riesgo la integridad, incluso la vida, de nuestros hijos. Y con las vidas de nuestras hijas e hijos no nos la queremos jugar ni lo más mínimo.

Esperanza

Señal horizontal de calle escolar junto al colegio Esperanza en la calle Andorra. ÁNGEL SÁNCHEZ

(Visited 190 times, 2 visits today)