Desde que en 2011 empezara su andadura esta formación compuesta por once músicos (número que varía según la actuación) e inspirada en las bandas itinerantes de instrumentos de viento que amenizan los carnavales de Nueva Orleans, la Gueto Brass Band no ha dejado de innovar con nuevos sonidos que invitan al baile.

La Charanga de Skanillas y sobre todo los Ministers del Ronsteady están en el origen de esta banda. Su nombre se debe a una petición de colaboración por parte del Colectivo Gueto, que les planteó un reto musical a llevar a cabo en dos meses. Se trataba de formar una banda capaz de amenizar en un festival los espacios entre actuaciones. La inmediatez del evento les hizo no pensarse mucho el nombre y simplemente le pusieron apellido al nombre. Comenzaba la Gueto Brass Band.

En un encuentro muy agradable, Mono, trombonista de la Gueto Brass Band, nos habló del pasado, presente y futuro de este grupo de amigos con vocación musical. “Ensayamos en una casa de la sierra madrileña, no recibimos ningún tipo de subvención y últimamente nos hemos constituído en asociación cultural”.

El músico destaca “la buena salud de la que goza el Jazz en Hortaleza gracias a el fuerte tirón de los Encuentros Portugalete”, que ofrecen un concierto gratuito todos los meses a los vecinos del barrio y “hace que año tras año haya más afición a este género en el distrito”.

El trombonista reivindica “el carácter festivo, alegre y charanguero” de su música, que cristaliza en pasacalles, carnavales y fiestas donde el baile forma parte del espectáculo. Su filosofía es ofrecer calidad musical con una puesta en escena elegante y dirigida a todo tipo de público. Afrontan el futuro con mucha esperanza, pues tienen en proyecto grabar una maqueta con diferentes temas, entre los que hay alguno propio. Mientras tanto, lo más probable es que les escuches en la calle, su hábitat natural.

(Visited 399 times, 1 visits today)