No hay que dramatizar en exceso cuando un proyecto musical llega a su fin, porque si los músicos involucrados mantienen la pasión, resulta inevitable que broten iniciativas que logren ilusionarlos de nuevo. Así, hace meses Los Ministers, con casi 20 años de actividad y dos álbumes -uno de ellos inédito-, daban por finalizado un ciclo al tiempo que sus componentes comenzaban un nuevo aprendizaje musical vinculado a una vieja aspiración.

“Es un ejercicio musical que siempre habíamos querido hacer: sacar el repertorio de Skatalites, porque sabíamos que había mucho que aprender ahí, y que disfrutar además. De hecho, con Los Ministers siempre hemos tenido versiones de Skatalites en el repertorio”, reconoce Mono, trombonista de la ya extinta banda hortalina.

Un largo idilio

Para poner en antecedentes a quien no los conozca: The Skatalites es una banda de origen jamaicano que, recogiendo a los músicos más talentosos de la escena jazz local de inicios de los 60, contribuyó a dar forma al primer género musical genuinamente jamaicano: el ska.

Una formación aún en activo -aunque renovada- y cuya puesta en escena se reveló como una experiencia casi mística para Tonino (saxo), quien entonces -año 1.999- militaba en una banda de blues del barrio, Troleblues. “Nos dijeron: veniros a ver a los Skatalites, tocan en la sala El Sol. Todavía quedaban unos cuantos de los Skatalites vivos. Y, claro, fui a ver aquello, viví el concierto, levité en mi posición, flipé como un pepinillo y dije: ¡madre mía qué bueno, esto es blues jamaicano! Es lo mismo que a mí me gustaba, pero a la jamaicana.” Una música atemporal y apta para todos los públicos, aunque siempre con un fin. “Eso es lo que mola: tocar para todos los públicos, desde niños de dos años a abuelos de 70, porque esta música lo mágico que tiene es que para bailar.”

El repertorio de The Skatalites es amplio y, en líneas generales, instrumental, por lo que procuran complementarlo con temas vocales de artistas coetáneos del género, como los cantantes Millie Small, Laurel Aitken o Justin Hinds. Una vez más es Tonino quien se sincera. “Hay que reconocer que Skatalites en su faceta instrumental son muy duros, y eso no lo mastica cualquiera.

Entonces, para suavizar, hacemos temas con voz, y cuando metes temas con voz, te tienes que ir un poco fuera de The Skatalites”. Es decir que, tomando las palabras de Stefano (bajo), contribuyen a “aligerar” y hacer más accesible el repertorio de directo. “Los temas de Skatalites y los temas cantados intentamos llevarlo a ese sonido “foundation”. Son más ligeros los temas de voz, pero se intenta tocarlos con la misma intención e intensidad”.

(Visited 408 times, 1 visits today)

Comparte este/a entrada