Tiene 18 años. Es del barrio de toda la vida, pero no lo será, salvo que lo evitemos. No ha aparecido en televisión, radio y prensa por haber sido campeona de España en kenpo kárate. Ha sido por su libro. Se titula Resistiré, salió en septiembre y se está convirtiendo en un best seller. El subtítulo lo explica todo: “Sobreviví al acoso escolar y aquí estoy para contarlo”. Es una de las grandes historias de resiliencia; sí, de sobreponerse a lo inadmisible.

De ser flor, Natalia es loto. Capaz de aguantar la adversidad durante más de una década y florecer, puede hundirse bajo las aguas y alzarse cada mañana sobre las conciencias sucias de quienes han tratado de destruirla o han callado. Natalia es flor y fruto a la par. Sus hojas se abren con su corazón en forma de libro y escuchamos su voz transparente en la tarde otoñal del parque de los Paúles.

Ahí hemos quedado. José Luis, de La Unión de Hortaleza, nos pasó el contacto. La acompaña Luis, su padre, y en la conversación se funden sus voces. Antes la he visto en los grandes medios de comunicación; sin embargo, de cerca la siento más niña. Voz clara, memoria herida, valores y futuro.

PREGUNTA: ¿Te mola Hortaleza?

RESPUESTA: Hay de todo. Cuando vives una experiencia traumática o algo doloroso, hay lugares que te recuerdan cosas que te han pasado, que te han hecho sufrir, pero de todo lo malo se puede sacar algo bueno y no creo que sea tampoco mal barrio.

Al final, mi infancia no solo se ha focalizado en lo que era el acoso, sino que yo, cuando llegaba a casa, estaba bien. Y luego, también en el centro en el que he hecho deporte, que es el Luis Aragonés, he encontrado ahí una familia. Desde los 8 o 9 años, he estado entrenando ahí con kenpo, que es lo que he estado haciendo desde que tenía 4 añitos.

¡Un arte marcial!

Para mí el kenpo ha sido una vía de escape. Creo que he superado situaciones muy duras a raíz de verme siendo grande en un tatami porque me he estado enfrentando al mayor miedo que tenía, que era el contacto físico.

"He superado situaciones muy duras a raíz de verme siendo grande en un tatami"

Eso me ha echado hacia delante. De verme en un pódium o de verme siendo campeona de España, cuando me estaba ocurriendo todo lo que me estaba ocurriendo…

Tópica: ¿no lo usabas contra el ‘bullying’?

Tú no te planteas que te vengan a pegar dos personas que no conoces de nada o que te sigan con una moto, que te insulten o que te graben mientras te pegan. Son situaciones para las que no estamos preparados. Al final, en cierto modo, se responsabiliza a la víctima. Eso de “por qué no has llamado a la policía”, “por qué no has pegado a no sé quién”, “¿por qué no yo qué sé…?”.

Papá, ¿por qué somos del Atleti?

Fueron mi padre y mi abuelo los que me hicieron del Atleti. Es lo que mamas. Son los valores que te dan tus familiares y los que tienes al rededor. Tampoco es algo que puedo explicar porque es un sentimiento. Ser de otros equipos es muy fácil, pero ser del Atleti no tanto (sonrisa). Lo he sentido muchas veces en mis propias carnes, porque tirar por un camino más fácil no siempre es lo que más te renta.

¿Estudias en el CES (Escuela Superior de Imagen y Sonido)?

Sí, ahí estoy feliz. Empecé a ser feliz a partir de estudiar en el CES. He conocido, aparte de a gente maravillosa, a gente que me ha ayudado y se ha implicado. Al final, he vuelto a tener la vida de una persona normal, que era lo que más quería.

"Al final, he vuelto a tener la vida de una persona normal, que era lo que más quería"

¿Algún recuerdo positivo de los centros anteriores?

(Silencio.)

¿Qué te gustaría ser en un futuro?

Siempre me he querido dedicar a las artes escénicas porque es algo que me llena y es de lo que realmente me veo. Cuando estuve estudiando en el instituto al que fui a hacer Artes, hice teatro un año y, la verdad, es que me gustó bastante.

¿Qué personas te han marcado más?

Aparte de mis padres, que para mí han sido el pilar más importante en todo esto, en mi recuperación, en continuar hacia delante, en superar todo: mi abuelo.

"En mi abuelo, encontré a esa persona a la que sabes que siempre puedes recurrir"

En mi abuelo, encontré a esa persona a la que sabes que siempre puedes recurrir. Aunque mi abuelo no hablaba o estaba mal, mi abuelo me hacía feliz, o sea, yo le miraba a los ojos y el brillo que tenía a mí me daba vida. Mi libro va para él.

¿Cómo surgió escribir libro?

Me lo dijo mi padre un día que salimos del abogado, hace cuatro o cinco años. «¿Por qué no has pensado en escribir tu historia?» Siempre lo hemos hablado porque desde pequeña he escrito, he tenido diarios y tal.

Escribir a mí me libera mucho. Me libera porque yo se lo puedo contar a mis padres y, al final, te das cuenta de que todo el dolor que tienes lo estás depositando en otra persona.

Normalizas llegar del instituto y que te hayan llamado cualquier cosa porque ya te da igual, porque lo oyes todos los días. Lo tienes como algo normal, pero, cuando lo escribes y lo escribes otro día, te das cuenta de que realmente lo que te está ocurriendo es grave.

‘Resistiré’, el primer libro de Natalia de Agustín, ya va por su tercera edición. DAVID NAVARRO

¿Cómo fue lo del acoso?

El acoso que he sufrido no solo ha sido de un año o de dos. Por desgracia, ha sido de mucho tiempo y ya no solo en este barrio, sino que se ha ido, por así decirlo, distribuyendo a todos los sitios a los que he ido.

¿No tuviste apoyo de los profesores?

He tenido tres colegios en el barrio y otro en Chamartín. Creo que en casi todos los casos han sido los profesores los que me han dicho esto no tiene importancia. O lo han visto y han dicho “esto no ha ocurrido”, cuando realmente habían dicho que sí había ocurrido. Al final, no quieren manchar la imagen ni del centro ni la suya.

"En casi todos los casos, han sido los profesores los que me han dicho esto no tiene importancia"

(Nota: Natalia ha pedido que no se mencione ni el nombre de los cuatro centros ni el de los acosadores, tal y como hace en su libro.)

¿Has ido a la Fiscalía?

Es lo mismo que los centros. Los fiscales no le dan la importancia que realmente tiene o no tienen empatía. Las agresiones de menores al año prescriben. ¿Y para llegar a un juicio cuánto puedes tardar?, ¿a lo mejor más de un año?

Lo que nos pasó fue eso. Tenía una de las acosadoras cuatro delitos por agresión, coacciones, amenazas y daño perpetuado en el tiempo. Al año, lo de la agresión prescribió y lo otro lo quitaron.

¿Qué te ha supuesto el ‘bullying’?

Con 12 años me ingresaron por anorexia y cumplí los 13 allí, ingresada.

¿Estás recuperada?

Yo creo que de una enfermedad así no te curas nunca porque es algo en lo que siempre vas a tener que estar alerta por una recaída. De estar mal de ánimo y recaer y empezar a tratarte mal, a mirarte con asco, a no ser suficiente para ti misma. He notado muchas veces, por no estar bien, tener estos pensamientos.

"Con 12 años me ingresaron por anorexia y cumplí los 13 allí, ingresada"

Ahora que no estoy ahí y me vienen a la cabeza, digo no. No puedes volver a caer ahí. No puedes volver a estar en una camilla de hospital ni a pesar veinte kilos menos que ahora. No puedes porque no es vida y ya lo he pasado bastante mal. Pero sí, creo que la recuperación es muy difícil, pero también es muy difícil mantenerte y estar alerta para no recaer.

¿Mantienes relación con otras pacientes?

A día de hoy, no tengo mucho contacto con ninguna chica de allí. Ya nos lo dijeron desde el primer momento: “Esto no es para que hagáis amigas, esto es para que os curéis”. Una persona con una enfermedad mental es como las drogas. Al final, nadie que está mal quiere tener a una persona a su lado que esté bien.

¿Cómo es eso?

Yo tenía a mi compañera de habitación, que le iban a dar el alta, y sentía mucha envidia. La anorexia es una enfermedad muy competitiva en la que no solo te haces daño a ti, sino que intentas como desmoralizar a las personas, a las víctimas que tienes a tu lado, porque, al final, somos víctimas.

Y se puede llevar, o muy bien, que es ayudando a la persona que tienes al lado; o muy mal, decidiendo estar en la misma basura que ella o haciendo que ella esté en la misma basura que tú.

Me alegro un montón por todas las chicas que conozco que han salido y que, a día de hoy, están luchando contra una enfermedad así, porque es muy dura y todo el mundo que sale se merece una estatua. Al final, sientes orgullo de ver a esa gente luchar.

Si tuvieras un hijo que es acosado, ¿qué consejo le darías?

Es más fácil educar a no ser un agresor que explicarle a tu hijo, al que están acosando, lo que tiene que hacer. Lo que tenemos que hacer la generación joven que va a tener hijos y que va a hacer la sociedad del futuro es educar en valores. Es lo más importante.

"Es más fácil educar a no ser un agresor que explicarle a tu hijo, al que están acosando, lo que tiene que hacer"

Puedo dar consejos a mi hijo el día de mañana, puedo intentar ayudarlo con toda la experiencia que he tenido, pero yo no puedo salvarlo de que sea el punto de mira de unos acosadores. Puedo salvarlo de que no sea un acosador y no ser violento, no ser una persona que haga daño a otras. Creo que es lo más importante de todo.

¿Por qué publicaste el libro?

Escribir el libro, aparte de dar visibilidad a la violencia y al acoso escolar y ayudar a la gente que lo está pasando mal, también me ha ayudado a mí misma, asumiendo que esto me ha pasado y que soy víctima. Realmente, no tengo ninguna responsabilidad de haber sufrido lo que he sufrido durante tantos años.

(Comenta Luis: “El libro no es para sacar beneficio, hay una parte que está destinada a una obra social.”)

¿Has recibido respuesta de los lectores?

Yo esperaba que iba a ser algo grande, pero no esperaba que llegara a tanta gente y que me hablaran tantos niños ni tantas familias dándome las gracias. Estoy recibiendo mensajes por redes sociales, muchísimos, de mucha gente que me cuenta sus experiencias o cosas que les están surgiendo.

"Estoy recibiendo mensajes por redes sociales de mucha gente que me cuenta sus experiencias"

Me escriben por privado o en público para que lo vea todo el mundo, dándome las gracias porque se han leído el libro y les ha parecido que puede ayudar a mucha gente o les ha ayudado a ellos mismos.

¿Proyectos inmediatos?

Termino este año. Quiero seguir escribiendo. Es algo que me hace mucha ilusión porque me gusta y he tenido un feedback bueno de la gente que se ha leído el libro. Al final, el sueño que tengo es dedicarme a las artes escénicas, que es lo que me ha llenado desde pequeña.

Gracias, Natalia, y no te vayas de Hortaleza.

(Visited 940 times, 1 visits today)