— ¿Me puedo hacer un selfie contigo?

A pesar de la intensa nevada, el chaval le ha reconocido a distancia. Y eso que Javier Talanco, embutido en el abrigo, encapuchado y con mascarilla, no asoma ni el rostro. Le delatan los cinco huskies con los que protagonizó un vídeo que ha dado la vuelta al mundo.

— ¡Este hombre es trending topic, es viral!

Comercial de recambios de automóvil y DJ aficionado, 39 años y del barrio de toda la vida, Javier lleva una década practicando mushing, el deporte de las carreras tiradas por perros. Cuenta que no hace falta nieve para practicarlo, ni siquiera un trineo. Está acostumbrado a meterse kilometradas en busca de caminos de tierra donde hacer de arriero sobre una bicicleta. Así que, cuando el pasado viernes 8 de enero la borrasca Filomena pintó un paisaje ártico sobre Hortaleza, a Javier le faltó tiempo para darse el gusto de recorrer sus calles con los huskies. El paseo lo grabamos por casualidad y esa misma noche ya estaba en los móviles de miles de personas. Al día siguiente se lo rifaban televisiones y radios de toda España, pero Javier quiso que la primera entrevista fuera para el periódico de su barrio.

PREGUNTA: ¿Qué es el mushing y de dónde viene?

RESPUESTA: Al final es un estilo de vida. Hay una película, Togo, que cuenta la historia de un brote de difteria en Alaska en 1925. Hubo una gran nevada y la gente enfermó, y la única manera de llevar las medicinas necesarias era a través trineos tirados por perros, porque no se podía llegar de otra forma. Lo consiguieron con trineos haciendo relevos y salvaron al pueblo. Como homenaje, se organizó una carrera, el Iditarod, que es muy famosa en este mundo, y a partir de ahí correr con los perros empezó a ser una disciplina más deportiva, pero ser musher es una forma de vida.

¿Y cómo consigue alguien de Hortaleza ser musher ?

Para entrenar, moviéndome con la furgoneta. Vamos a sitios de caminos de tierra. Luego, cuando hay nieve, hemos ido a sitios con nieve, pero son momentos más excepcionales, pocas veces al año. Me muevo con la furgoneta y con los perros de un sitio a otro.

Incluso al extranjero, porque has participado en campeonatos internacionales. ¿Cómo se sufraga eso?

Mi primer salto fue un europeo, en Suecia, en la ciudad de Nybro. Era sobre tierra, con la bicicleta, y me fui con Kimbra, la hembra que tengo. El viaje y todo te lo pagas tú, y si consigues un patrocinador te ayuda un poco, pero te lo gestionas todo tú. Lo último fue en octubre de 2019, también en Nybro, donde se hizo el campeonato del mundo, y allí compito en categoría de nórdicos, que son el tipo de perros que tengo.

"Hay gente que piensa que puede ser maltrato animal, pero para nada. Al perro le pones el arnés y se vuelve loco por correr y tirar"

Javier, con sus perros por Hortaleza bajo la nevada de la borrasca Filomena. DAVID NAVARRO

Tienes cinco huskies, ¿cómo les cuidas?

Al final estos perros son una línea más pura de ‘trabajo’. Yo empecé con huskies de ‘belleza’, aunque para este deporte, los perros puros de ‘trabajo’, de genética, son estos, a los que les encanta tirar. Hay gente que piensa que puede ser maltrato animal, pero para nada. Al perro le pones el arnés y se vuelve loco por correr y tirar.

Tu manada es una familia: padre, madre y tres hijos.

El primero que cogí es Snabb, que es el padre, y se lleva año y medio con Kimbra, que es la hembra, y tuve una camada porque quería quedarme con perros, no lo hice para negociar ni nada. Pensaba quedarme con dos, pero hay una perrita, la hembra, que ella al final decidió quedarse conmigo, como digo yo. Tiene un problema de crecimiento, una malformación rara, uréter ectópico, y es algo que hay operar. Al final me daba lo mismo quedarme con dos que con tres. Aquí en el piso de Hortaleza son perros que están súper tranquilos. Sacándoles las veces necesarias y yendo a que ellos quemen energía, en casa lo único que hacen es descansar. Tengo una caseta de madera grande donde caben todos y es su lugar de descanso.

¿Cuándo decides sacarles con el trineo por el barrio?

Tenía pensado salir a entrenar con ellos, como hago prácticamente todos los días. Y tenía pensado ir con el trineo a la sierra o algún sitio con nieve viendo las previsiones que había. De hecho tenía el material ya guardado en la furgoneta. Pero claro, al final vi que se podía hacer con el trineo desde la puerta de casa, que no iba a haber coches ni circulación, y al tener claro que no iba a haber peligros, pues me decidí a sacar el material, prepararlo y salir con ellos. Fue súper divertido, porque recorrer las calles de tu barrio de toda la vida con tus perros es algo que lo disfrutamos mucho. Se les dio bien, aunque hay zonas a las que no estaban acostumbrados. Son súper inteligentes también, y el líder, que es el perro que va delante, se quería meter muchas veces a la acera. No fue un entreno en el que hiciéramos mucha distancia, pero hubo zonas que disfrutamos un montón, y a la gente también le gustó bastante.

¿Eras consciente de la que se estaba liando con tu paseo?

Sí que me paraban y querían hacerse una foto, así que aprovechaba para que descansaran un poco los perros. Y luego al hijo de un vecino que le gustan mucho los perros le di un paseo, para que el chico lo disfrutara. Sé que es algo que no se había visto nunca y podía tener algo de repercusión, pero no lo hice por eso, sino por hacer algo que es normal para los perros y para mi.

¿En qué momento descubres que te has convertido en un fenómeno viral?

El whatsapp lo tengo saturado, de mucha gente también del mundillo que me conoce y me preguntaba si era yo. Fue un poco locura y no conseguí pegar ojo hasta las cuatro de la mañana, porque también me gusta ser amable con la gente, y no pude dormirme antes. Me están escribiendo de todos los sitios. Pero esto hay que disfrutarlo porque lo mismo no se vuelve a dar otra vez en la vida.

(Visited 746 times, 1 visits today)