Soy Mariana Potenza y junto a mi marido, Marcelo Peralta, llegamos a Madrid un 29 de marzo de 1996 con dos de nuestros hijos, Naima y Ramiro, y una tercera hija, Luz, en camino. Este año se cumplirían 24 años de vivir en Hortaleza todos juntos. Una vida llena de alegrías, logros, anécdotas, amig@s, estudios, trabajos…

Mi marido lamentablemente falleció el pasado martes a las 13.30 horas en el hospital Ramón y Cajal, donde había ingresado el 5 de marzo por una neumonía bilateral hasta que le detectaron ese mismo día coronavirus.

El día que lo ingresaron en la unidad de cuidados quirúrgicos nos dijeron que teníamos que guardar aislamiento en casa para que nos hicieran los estudios pertinentes y tener precauciones. Pero al día de hoy, llamando a los teléfonos de información e inclusive al 112,  sin tener síntomas aparentes, no han pasado todavía. Un amigo que se informó en el hospital nos dice que están desbordados y que seguiremos aislados hasta cumplir los 14 días.

La evolución y fallecimiento de mi marido la hemos tenido que vivir solos sin poder estar con él.  Eso sí, l@s médic@s de guardia y los médic@s que atendieron a mi marido fueron más que humanos, siempre cumpliendo con su trabajo e informándonos lo mejor que podían, hasta cuando nos anunciaron la muerte de Marcelo.

Mi marido es músico de jazz, saxofonista, pianista, compositor, arreglador y profesor reconocido y muy querido en el ambiente por casi todos. No paramos de recibir afecto, amistad, amor, ayudas y todo lo que en estos momentos se agradece desde lo más profundo del corazón que tiene un valor incalculable.

Naima, Ramiro, Luz y Mariana lo amamos hoy y siempre.

(Visited 1.881 times, 1 visits today)