El séptimo arte nos ofrece espectaculares producciones que cuestan millones de euros, pero también existen esas películas que están hechas con bajo presupuesto y recursos mínimos, que presentan fallos de guion y diálogos sin sentido, en las que se suceden escenas surrealistas y los argumentos no tienen ni pies ni cabeza. Estamos hablando de lo que comúnmente se conoce como cine cutre.

Son ese tipo de filmes que se disfrutan viéndolos con amigos, en los que no es necesario mantenerse en silencio, sino todo lo contrario, el objetivo es echarse unas risas comentándolos y animando a los protagonistas mientras realizan sus hazañas.

Asistir a la CutreCon, el Festival Internacional de Cine Cutre de Madrid, es como una de estas sesiones cinematográficas entre amigos, pero a lo grande: en una sala de cine y rodeada de cientos de personas que interactúan con la película. Además, se incluyen producciones de diversas nacionalidades y muchas de ellas en versión original, por lo que la organización del evento se encarga de ponerle subtítulos que, aunque fieles, suelen ir aderezados con originales comentarios. Las risas están aseguradas.

cine cutre

Escena de ‘Destroyer: Brazo de Acero’, dentro del ciclo Cyberjunk. LUIS VARA

En la undécima edición del festival, que se ha celebrado del 23 al 27 de febrero en varias ubicaciones de la capital, se ha proyectado un total de 31 largometrajes y una colección de cortos, tráileres y capítulos de series de televisión.

Entre las películas seleccionadas, se ha podido disfrutar del descabellado y alucinante cine de acción que se rueda en un suburbio de Kampala, capital de Uganda, que ya se conoce como Wakaliwood; de una película inédita de artes marciales que llevaba casi cuatro décadas perdida; de muestras del famoso cine pop turco, lleno de explosiones y desquiciantes efectos de sonido; de una nueva producción de la megaestrella del cine telugu indio, y de una película pionera en el cine cutre español: La matanza caníbal de los garrulos lisérgicos. 

No obstante, sin duda los protagonistas de la CutreCon 2022 han sido los dinosaurios, los robots y los monstruos gigantes, entre los que siempre tienen un hueco especial Godzilla y King Kong. También hubo una memorable proyección de la primera y esperpéntica encarnación cinematográfica de Power Rangers, rodada en 1995, con sus masillas, sus monstruos de gomaespuma y sus bailecitos al ritmo de una inolvidable banda sonora, que todo el público coreaba. Y qué decir de la legendaria actriz Joan Crawford interpretando a una doctora que decide educar a un troglodita que se encuentra en una cueva.

cine cutre

Eduardo Castejón, con su equipo y algunos fans frente a las taquillas de los cines del Palacio de Hielo. LUIS VARA

Como novedad, la CutreCon XI estrenó la Sección Oficial a Concurso, con cinco películas nominadas, en la que finalmente obtuvo el premio del público la mallorquina Jostissi de Carreró, que ha competido con la película de superhéroes barcelonesa ¡Maldición! He vuelto a cambiar, el thriller mafioso valenciano Balas de venganza, el ataque de los cangrejos asesinos de la estadounidense Crabs! y la serie de televisión LJ Detective, protagonizada y dirigida por Eduardo Castejón, conocido como el Keanu Reeves asturiano, que apareció acompañado de todo su equipo llenando de glamour los cines del Palacio de Hielo.

No faltaron los coloquios con invitados ilustres del cine cutre como Alan Hofmanis, director estadounidense considerado uno de los artífices del fenómeno de Wakaliwood; Silvia Superestar, César Strawberry y Ricardo Llovo, actriz, actor y codirector de La matanza caníbal de los garrulos lisérgicos, y, entre otros, Víctor Matellano, director de Mi adorado Monster, o el director italiano Sergio Martino, creador de algunos de los mejores giallos que se han rodado y de numerosos encargos que plagiaban éxitos estadounidenses, tan típicos de los años ochenta, que fue galardonado con el premio Appelhead Team Sah-Di-A.

Ni tampoco se echaron de menos los puestos con figuras, juguetes, juegos de mesa, películas, libros, máscaras y demás artículos de todo tipo que hacen las delicias de las y los amantes del cine cutre y de toda la cultura que se ha generado a su alrededor. Además de despertar la nostalgia de muchos de los asistentes, algunos de los cuales acudieron disfrazados.

Aquellos aficionados del cine cutre que no pudieron asistir deben saber que los responsables de la veterana web de cine y humor Cinecutre.com, organizadores de la CutreCon, realizan diversos eventos durante el año. La primera sesión después de la CutreCon no se va a hacer esperar, ya que será el sábado 12 de marzo con la proyección de Los cazaalimañas contra el largato mutante en los cines Sala Equis.

cine cutre

Los cines del Palacio de Hielo acogieron puestos donde podían adquirirse todo tipo de artículos relacionados con la CutreCon XI. LUIS VARA

(Visited 180 times, 1 visits today)