Ya lo proclamaba Henar Álvarez durante el confinamiento: “¡Buenismo diario es necesario!”. Igual de necesario era que tras un año y medio volviera el público al programa para vivir y disfrutar en directo las confesiones de Manuel Burque, los bua de Gema y los perreos de Henar Álvarez ante la indiferencia de Quique Peinado.

Buenismo Bien se ha instalado en los Jardines Josefa Arquero Hernández gracias a la organización del Espacio Danos Tiempo para acabar la cuarta temporada con algo que deseaban tanto los seguidores como ellos mismos. “No me acordaba de lo guay que era hacer las cosas con público”, dice Quique Peinado.

Al calor de los aplausos, Henar abrió el programa, como de costumbre, con su baile al ritmo de la versión de Delaporte de “Viva la gente” con la que el ambiente se vino arriba y el público sintió más cerca que nunca esa ansiada vuelta a la normalidad. Tantas eran las ganas de volver que las entradas para cumplir el aforo y las medidas de seguridad se agotaron en apenas un minuto.

Acompañando la tarde del domingo entre cervezas, empanadas, amigos y unas buenas risas, el programa aprovechó la oportunidad de disfrutar del público invitando a algunos de los asistentes a que compartieran sus “confesiones”. Miserias compartidas que se quedan en anécdotas y que fueron recompensadas con un libro de regalo.

A la cita no pudieron faltar, por supuesto, dos partes fundamentales del programa: la representante y voz de la juventud, Gema Jiménez, y el por fin presente en cámaras, Javi Valera. Con los que mediante la interacción con el público se identificó al prototipo de boomer y se decidió cuál debería ser el nuevo saludo pospandemia, dejando atrás los dos besos.

La guinda del pastel la puso Henar con una canción al compás de María Isabel para cerrar una temporada en la que unos de sus hits fue el “Loca mi coño”. Aunque todos confesaron sentir muchos nervios al empezar, las ganas de pasarlo bien en compañía y fuera del estudio hicieron que el programa se convirtiera en una reunión de amigos en un parque.

Una sensación que se echaba de menos y que se espera que no tenga que pasar otro año y medio para que se repita. Lo resume Henar en una frase: “Nos lo hemos pasado de puta madre”.

Fotos de Sandra Blanco

(Visited 423 times, 1 visits today)