Cerca de 4.000 kilómetros de distancia, y unos cuantos grados de temperatura, separan Hortaleza de Ii, un pueblo finlandés que, sin embargo, está estrechamente conectado con nuestro distrito gracias a The Hug, una plataforma para la cooperación cultural con el país nórdico. A través de esta asociación, fue como el artista hortalino Alberto Pina pudo viajar hasta allí para realizar una residencia artística de dos meses. Pina cuenta con una admirable trayectoria artística, ha realizado exposiciones a nivel internacional y ha recibido el reconocimiento de grandes figuras y entidades artísticas. Su obra pictórica incluye retratos, naturalezas muertas, paisajes y visiones urbanas.

REENCUENTRO CON EL DIBUJO

En un acto lleno de asistentes, el pintor compartió su experiencia con los allí presentes y explicó el proyecto que ha realizado durante su estancia. Los paisajes nevados, los ríos congelados, la penumbra y muy pocas horas de sol al día han sido los parámetros que han marcado este proyecto, tal como el público pudo comprobar a través de la breve obra expuesta en The Hug y por medio de las diapositivas que proyectó el autor.

El pintor acompañó su exposición con la proyección de una serie de diapositivas / Foto Sandra Blanco

Ii es una pequeña población al norte de Finlandia que vive de la madera. Cuenta con menos de 10.000 habitantes, frente a los más de 183.000 de nuestro distrito, y con una vida de ocio particular muy diferente a la de Hortaleza. “Un día fui al bar de la localidad para ver qué pasaba; por allí no pasaba nada”, comentó entre risas el artista en un momento de la charla. Sin duda, todos estos factores se ven reflejados en la soledad de los dibujos que ha realizado Alberto Pina en esta etapa.

Tras la introducción de Ii y acompañado por los versos de Lorca, Alberto nos trasladó a la exposición “A place in the forest” que realizó en el centro de arte KulttuuriKauppila. En esta muestra, se recogieron las obras realizadas a lo largo de este viaje. A pesar de que Alberto es un pintor y grabador meticuloso, de cuadros muy acabados y un estilo propio bastante depurado, durante su estancia en Finlandia, ha vuelto a encontrarse con técnicas y recursos que no utilizaba desde hacía tiempo. Debido a cuestiones de transporte, practicidad y buscando la inmediatez analítica, el artista ha retomado la acuarela, el lápiz graso y el carboncillo para elaborar esta producción de paisajes finlandeses.

Asistentes a la exposición observando una de las obras realizadas por Alberto Pina en Finlandia / Foto Sandra Blanco

LOS RETRATOS

Otra de las líneas de trabajo habituales de Pina es el retrato, donde predomina un alto contenido psicológico e íntimo. Por eso, de manera complementaria a sus producciones paisajísticas, Alberto realizó una serie de apuntes en un centro de salud mental de la localidad de Ii. Esta colección de dibujos muestra un profundo análisis de las miradas y el gesto de los pacientes, consiguiendo transmitir a la perfección el carácter de cada persona retratada.

Yo pronuncio tu nombre

En esta noche oscura,

Y tu nombre me suena

Más lejano que nunca.

Más lejano que todas las estrellas

Y más doliente que la mansa lluvia.

(Visited 202 times, 1 visits today)

Comparte este/a entrada