Una mujer y sus tres hijos, todos menores de edad, han sido desahuciados este lunes 15 de febrero del piso que habitaban en la calle Andrés Obispo del barrio de Canillas.

El lanzamiento se ha producido al mediodía con presencia de agentes de la Policía Nacional, ya que ni la Policía Municipal ni los trabajadores sociales del Ayuntamiento habían recibido aviso del juzgado, según fuentes municipales.

Tampoco la familia habría tenido notificación alguna, según las primeras informaciones recogidas por este periódico vecinal, y no han tenido asistencia de ningún abogado. Algunos testigos presentes en el desahucio aseguran que tampoco ha asistido el secretario judicial. De ese modo, cuando se ha intentado negociar han tenido que hacerlo con los agentes policiales, que se han negado alegando que tenían una orden judicial.

Según estas fuentes, el piso es propiedad del Banco Santander, aunque la familia se lo tenía arrendado a un particular. La premura del desalojo ha impedido que la mujer pudiera recoger todos sus enseres personales.

Una vez conocida la situación, el SAMUR Social y una trabajadora social del Ayuntamiento han acudido a asistir a la mujer desahuciada, que pasará la noche en el domicilio de unos familiares.

 

(Visited 2.291 times, 1 visits today)

Comparte este/a entrada