Les informo de que la morera centenaria de Hortaleza tiene 86 años. Fue plantada en 1931 por el alcalde don Rafael Ortega López, durante la Segunda República.

A los gusanos les dábamos las hojas y nosotros, las niñas y los niños –y los que no eran tan niños−, nos comíamos las moras, pues, en los años de la posguerra, como el estómago te pedía y no tenías, en la temporada del fruto le dábamos buenas batidas para que se desprendieran las moras.

Yo, Rosa Rodríguez Alonso, fui una de ellas; cogía las hojas para los gusanos de seda y las moras me las comía. Cuando paso por la morera de la cruz azul, la acaricio y le digo: “¡Cuánto he trepado para comerme tu fruto!”.

Además, no hay solo esa morera centenaria en el distrito. Quedan cinco: la de la cruz y, un poco más adelante, hay otra –ambas en Gregorio Sánchez Herráez, que sustituyó al Camino Viejo de Burgos−; otra está en la calle Mar de Japón, en el número 24, y las otras dos están en la plaza de don Agustín Calvo Pérez, en el patio de la Asociación Pueblo de Hortaleza, y fueron plantadas en 1934 cuando se construyó el colegio, siendo alcalde don Jonás Aragoneses Molpeceres.

Esto se lo explico para que sepa un poco más de las moreras centenarias del pueblo de Hortaleza.