Un alumno de 6 años no pudo empezar el curso en su colegio público, el Garcilaso de la Vega de Hortaleza porque se vio obligado a abandonar el centro después de saber que tenía diabetes. Su vuelta al ‘cole’ fue en un centro más alejado de casa, con lo que ello supone: nuevos compañeros, nuevos profesores… Los padres tomaron la decisión de matricularle en un nuevo colegio porque el Garcilaso no cuenta con una enfermera y, por lo tanto, eran ellos los que tenían que estar vigilando la insulina de su hijo.

Las asociaciones de diabetes denuncian que para los chavales ya es traumático comenzar un proceso de tratamiento de la diabetes siendo niños, y el traslado forzoso de centro puede suponer un periodo de adaptación más largo que en otra situación.

Para que el caso de este alumno de 6 años no vuelva a repetirse, la asociación de madres y padres de alumnos (AMPA) del Garcilaso comenzó a pedir firmas para que la consejería de Educación de la Comunidad de Madrid contratase una sanitaria que trabaje en su centro, en el Ramón Pérez de Ayala y la escuela infantil La Almudena. La enfermera atendería en horario lectivo a los tres centros, situados en la misma manzana en el barrio de Villa Rosa entre las calles de Trefacio y Motilla del Palancar.

«Este niño necesita en su día a día una enfermera por si tiene alguna subida o bajada de azúcar. Ha tenido que dejar a su clase, a sus amigos y trasladarse a otro más alejado de su domicilio, porque no hay enfermeras. Queremos que sea el último caso», explica Berta, presidenta del AMPA del Garcilaso.

Las AMPAS de estas tres escuelas han planteado la opción de compartir enfermera ya ninguno de los tres cuenta con personal sanitario para atender a sus alumnos y creen necesario que haya alguien que pueda atender a todos los niños que tienen dolencias crónicas como epilepsia, asma o alergias.

Según denuncia la Asociación Madrileña de Enfermería en Centros Educativos (AMECE) la falta de personal sanitario en los centros educativos de la Comunidad de Madrid es un hecho bastante frecuente.

El colectivo denuncia que hay solo 500 enfermeras para toda la Comunidad, un número que consideran insuficiente. «Harían falta más de 2.000 enfermeras para cubrir los colegios, tendrían que haberlas no solo para atender a los niños enfermos también para atender a toda la población escolar», señala Natividad López, presidenta de AMECE.

La AMPA del Garcilaso de la Vega ha entregado en la consejería de Educación un documento en el que solicitan la contratación de una enfermera, el escrito está acompañado de las firmas que han recogido durante estas semanas en los tres centros del barrio de Hortaleza.

(Visited 338 times, 1 visits today)