La bomba se soltó el pasado 8 de octubre, durante el Pleno de Hortaleza. Al inicio de la sesión, los grupos de la oposición quisieron conocer los motivos de la destitución de Delia Belber, secretaria del distrito hasta finales de septiembre, y el concejal Ángel Donesteve no se arrugó en ofrecer explicaciones. “Los vecinos se merecen una total dedicación, y doña Delia prefiere conciliar su vida personal y familiar, algo que alabo, pero yo necesito el máximo rendimiento y el máximo número de horas trabajo”, dijo el edil del PP, presidente de la Junta desde mayo de 2013. A pesar de la carga explosiva de sus palabras (grabadas por Radio Enlace) pasaron varios días hasta que se produjo la detonación.

En la picota ‘mediática’

El 16 de octubre, la prensa titulaba que un concejal madrileño destituía a una funcionaria por ser madre. Y la noticia corrió como la pólvora. “Las declaraciones del concejal de Hortaleza me ofenden como mujer”, dijo ese día la alcaldesa Ana Botella, que llamó a su despacho a Donesteve con urgencia. Después de que sus polémicas declaraciones se difundieran en todas las televisiones y radios, al concejal se le daba por destituido.

Sin embargo, salió de su reunión con Botella conservando el cargo, pero con varias órdenes de la alcaldesa: restituir en su puesto a la funcionaria Delia Belber (a la que Donesteve había promocionado en 2013 precisamente tras ser madre) y pedir disculpas “a las personas a las que ha ofendido con sus palabras” en la Comisión de Familia del Ayuntamiento de Madrid, donde el concejal de Hortaleza era representante del PP.

‘Tiro por la culata’

Dicho y hecho, Donesteve se prodigó en disculpas. “Me salió el tiro por la culata, no puedo decir otra cosa”, declaró en los medios. Incluso pidió perdón a los vecinos que visitaron la sede de la Junta de Hortaleza durante unas jornadas de puertas abiertas. El martes 21 de octubre, vigilado por decenas de periodistas, Donesteve tomaba la palabra en la Comisión de Familia para entonar el ‘mea culpa’.

El edil calificó sus palabras como “ofensivas y desafortunadas”, reiteró sus disculpas, pero se declaró un «firme defensor de la igualdad de oportunidades», lo que provocó alguna carcajada entre el grupo de militantes socialistas que había acudido a la Comisión para reclamar la dimisión del concejal.

Poco después, Donesteve abandonaba la sesión por la puerta de atrás, y el presidente del Pleno del Ayuntamiento, Ángel Garrido, anunciaba que el edil renunciaba a seguir representando al PP en la Comisión de Familia. Mientras tanto, la funcionaria Delia Belber declinó el ofrecimiento de la alcaldesa de volver a su puesto de secretaria del distrito en Hortaleza, que desde su destitución ocupa Teresa García de Robles.

La polémica creada por las declaraciones de Ángel Donesteve permanece latente y recobrará fuerza en el próximo Pleno de Hortaleza, que se celebra el 12 de noviembre. Tanto asociaciones del movimiento vecinal como los tres grupos de la oposición exigirán en la sesión la dimisión del concejal del distrito.

(Visited 78 times, 1 visits today)

Comparte este/a entrada