Hay palabras que vuelven como un bumerán contra quien las pronuncia. Bien lo sabe el concejal presidente del Hortaleza, Ángel Donesteve (PP), que en el Pleno de octubre justificaba el cese de la Secretaria del distrito, Delia Berbel, con unos desafortunados argumentos. «Los vecinos se merecen una total dedicación, y doña Delia prefiere conciliar su vida personal y familiar, algo que alabo, pero yo necesito el máximo rendimiento y el máximo número de horas trabajo», dijo Donesteve en la sesión de octubre, provocando un revuelo mediático que casi le cuesta el puesto.

Un mes después, el concejal popular tuvo que regresar al Pleno de Hortaleza con tres peticiones de dimisión nada más comenzar la sesión: todos los grupos de la oposición (PSOE, IU y UPyD) reclamaron que abandonara su puesto. También una representante de los colectivos del distrito que solicitó la palabra con el mismo propósito en nombre de varias asociaciones.

PROTESTA EN EL PLENO

Donesteve, sin embargo, ni siquiera pronunció la palabra dimisión. Tras escuchar a los representantes de los grupos de la oposición, que le acusaron de “machista”, “explotador” y “cavernícola” por la polémica destitución de Delia Berbel, el concejal de Hortaleza se limitó a reproducir, palabra por palabra, el discurso que ya había pronunciado en la Comisión de Familia del Ayuntamiento de Madrid por orden de la alcaldesa Ana Botella y donde pedía disculpas por sus “desafortunadas” declaraciones.

«Fue un desliz verbal y mis hechos en ningún momento avalan esas palabras», sentenció el concejal en su breve intervención. En ese instante, varias personas del público se levantaron de sus asientos portando pequeñas pancartas contra Donesteve.

La protesta, protagonizada por militantes y simpatizantes socialistas, se desarrolló en silencio, aunque algunos asistentes se crisparon cuando escucharon al portavoz del PP en el Pleno, Jerónimo Escalera, defender al concejal. Pocos minutos después, todas las personas que alzaron los carteles se marcharon del salón de plenos sin incidentes.

ALUSIÓN A LA RADIO

La sesión siguió su curso, pero la polémica regresó en la parte final, en el turno de ruegos y preguntas. Raquel Collado, de la asociación de Cárcavas, tomó la palabra en nombre de una decena de colectivos del barrio, para pedirle al concejal que abandonara su puesto, aunque Donesteve zanjó el asunto con apremio.

“Ya hemos tratado está cuestión al inicio del Pleno y he contestado sobradamente, no voy a cambiar la respuesta. Escúchenla ustedes en Radio Enlace”, dijo Donesteve poniendo fin al Pleno y aludiendo a la emisora comunitaria de Hortaleza, el único medio que grabó las polémicas declaraciones del concejal en la sesión de octubre.

(Visited 181 times, 1 visits today)

Comparte este/a entrada