Este martes 10 de marzo hubo concentraciones de protesta frente muchas de las Juntas Municipales de distrito de Madrid. En la de Hortaleza participaron alrededor de 70 personas. El motivo de la misma fue la detención, con un impresionante despliegue policial incluyendo agentes armados con ametralladoras, de 19 jóvenes en el distrito de Moratalaz.

El ‘delito’ que las motivo fue protestar de forma pacífica contra los desahucios con una pancarta durante el Pleno municipal de Moratalaz hace varias semanas, sin que se produjeran ningún tipo de agresión o resistencia al desalojo como se puede observar en un vídeo disponible en la red en el que, por cierto, parece haber menos de 19 personas.

En la concentración de Hortaleza pudimos escuchar comentarios como “volvemos a la dictadura, esto es una escalada represiva constante, nos prohíben protestar, están aplicando la Ley Mordaza antes de entrar en vigor, con la Ley Mordaza va a ser un delito cualquier protesta que señale a los corruptos y verdaderos delincuentes, han sido represaliados por defender los derechos de todos” y algunas otras declaraciones y análisis, como que la Delegada del Gobierno, Cristina Cifuentes, candidata a la presidencia de la Comunidad de Madrid, parece estar intentando “hacer méritos” y demostrar que va a ser capaz de aplicar la represión indiscriminada sobre cualquiera que cuestione al gobierno y al poder.

La Delegada del Gobierno en Madrid declaró en una televisión pública esa misma mañana, respecto a lo ocurrido en la protesta pácifica en el pleno de Moratalaz, que se había formado un lío tremendo en el Pleno y que había habido agresiones. Desde aquí, observado el vídeo, nos preguntamos si no es un delito muy grave injuriar, gratuitamente a personas solidarias, que se preocupan y luchan por que a nadie le falte un techo, para justificar una actuación represiva fuera de la ley, y si incluso el cargo que ostenta no sería un agravante en este delito.

En la comisaría de Moratalaz, agentes con el rostro cubierto interrogaron a los detenidos y según declaran los mismos se produjeron malos tratos. Cada vez son más frecuentes y más graves en España hechos similares que incluso acaban en condenas de carcel como denuncian multitud de organismos internacionales. Relatores de los derechos humanos de la ONU han denunciado la Ley Mordaza por cercenar derechos fundamentales de los ciudadanos en una sociedad libre y democrática, de lo que se deduce, dado que ya se esta aplicando, que ya no vivimos en una sociedad libre y democrática.

(Visited 149 times, 1 visits today)