Los vecinos y vecinas que siguen habitando las viviendas originales de la UVA de Hortaleza, en barracones temporales que han cumplido 50 años, todavía tendrán que esperar para ser realojados en pisos nuevos. También los afortunados que sean elegidos para mudarse a las tres torres levantadas en la calle Mar de las Antillas, cuyas 108 viviendas están terminadas desde marzo de 2013. El Instituto de la Vivienda de Madrid (IVIMA) había prometido que tenerlas entregadas estas navidades, pero ahora ha retrasado nuevamente la entrega de llaves aplazándola a 2015, cuando se celebrarán las próximas elecciones autonómicas y municipales.

Falta de planificación

El IVIMA ha ido incumpliendo reiteradamente los plazos comprometidos con el vecindario. Cuando acabaron de construirse las torres, el organismo dependiente de la Comunidad de Madrid aseguró que las viviendas alojarían a sus nuevos inquilinos en 2013. Acabado el año, aplazaron las mudanzas prometiendo que se producirían este pasado verano, pero una vez más el IVIMA postergó la entrega de llaves hasta finales de 2014. Todavía no se sabe cuando serán entregadas estas 108 viviendas, aunque parece probable que el organismo de la Comunidad de Madrid lo haga durante la próxima primavera, antes de la llamada a las urnas.

El motivo del retraso en la entrega de los pisos se debe, según ha argumentado siempre el IVIMA, a la falta de urbanización de las torres. Es decir, dotar a las torres de agua, electricidad y gas, así como asfaltar las calles que dan acceso a la vivienda. Un trabajo que se ha empezado este otoño, año y medio después de que terminasen las obras de los edificios de viviendas, tras adjudicarse a la empresa Ceinsa con un millón y medio de euros de presupuesto sin especificar su plazo de ejecución.

Torre sin hacer

Cuando finalicen las obras de urbanización, todavía faltará por levantarse una cuarta torre en la calle Mar de las Antillas que la empresa Vías (filial de ACS, presidida por Florentino Pérez) no ha construido incumpliendo el encargo de la Comunidad de Madrid. “Han desistido en su construcción, pero dentro de los términos del contrato”, se limitan a explicar en el IVIMA lanzando una nueva promesa: la torre que se ha quedado por hacer estará en 2016.

Precisamente esa es la fecha que el Pleno de Hortaleza exige al Gobierno regional (proposición que fue aprobada con el apoyo de todos los grupos políticos, incluido el Partido Popular) para finalizar la remodelación de la UVA, donde en medio siglo, según la estimación de la asociación vecinal, sólo se han realojado a 598 familias de las 1.104 que fueron desplazadas de forma provisional a este barrio en el año 1964. Muchas de aquellas personas han muerto esperando esa nueva vivienda prometida que nunca llega.


 

Campaña ‘Somos la UVA’ por Juan González

Desde hace más de un año, varias familias de la UVA de la Hortaleza acuden de forma regular a la Oficina de Apoyo Mutuo de Manoteras (OFIAM) porque el IVIMA les niega una vivienda en el futuro realojo. Son hijos, sobrinos o nietos de aquellos primeros vecinos del barrio, a los cuales el IVIMA no les subroga el contrato que firmaron sus familiares, o personas que, por necesidad, entraron en una de las muchas viviendas que tiene cerradas esta entidad pública. Tras varias reuniones no muy fructíferas con responsables de esta institución y autoridades políticas de la Comunidad de Madrid, la OFIAM ha decidido iniciar una campaña denominada ‘Somos la UVA‘ para recordarles que “no pueden obviar que no estamos aquí, nosotros también somos la UVA”, según los afectados. Hasta ahora, se han realizado piquetes informativos semanales en las oficinas del IVIMA y en el barrio, pero sus promotores nos recuerdan “que esto no ha hecho más que empezar”. La promotores de la campaña han creado un blog que se puede visitar en somoslauva.wordpress.com

(Visited 445 times, 1 visits today)

Comparte este/a entrada