Las consecuencias de la borrasca Filomena siguen coleando en la Comunidad de Madrid, cuyo Gobierno regional acaba de anunciar un nuevo aplazamiento en la apertura de los centros educativos hasta el miércoles 20 de enero, ya que, «hasta el día de ayer, de los 2.557 centros públicos y concertados de la región, en 1.474 había problemas en los accesos».

Aún son numerosas las actuaciones que tienen que llevarse a cabo para garantizar la seguridad tanto de las trabajadoras como de los estudiantes, por lo que «se ha programado una vuelta a la actividad educativa presencial de manera escalonada».

Las alumnas y alumnos de Educación Infantil, Primaria y Especial y de 1.º y 2.º de ESO comenzarán las clases presenciales el próximo miércoles, mientras que los de 3.º y 4.º de ESO y de 1.º y 2.º de Bachillerato, Formación Profesional (FP), Educación para Adultos y Régimen Especial lo harán el jueves 21 de enero.

Con el fin de reforzar la presencialidad en el aula, «tan importante en estas etapas», según matiza el Gobierno de la Comunidad, se va a ampliar en tres días el calendario escolar establecido inicialmente, con lo que se retrasará el final de curso.

Con el fin de reforzar la presencialidad en el aula, se va a ampliar en 3 días el calendario escolar establecido inicialmente para este curso

En el ámbito universitario, también se hará una vuelta escalonada a las aulas desde el próximo miércoles hasta el lunes 25 de enero, dependiendo de la autonomía universitaria.

Mientras tanto, continuarán impartiéndose las clases de forma telemática. Sin embargo, esto ha resultado imposible durante toda esta semana, ya que EducaMadrid, la plataforma educativa que la Comunidad de Madrid pone a disposición de docentes y estudiantes, ha tenido infinidad de problemas. «Ha sido imposible conectarse una solo minuto, las aplicaciones de EducaMadrid no funcionan», afirmaba el AMPA del colegio Garcilaso de la Vega en su cuenta de Twitter el pasado 13 de enero.

TRABAJOS DE LIMPIEZA Y VALORACIÓN DEL ESTADO DE LOS CENTROS

En consecuencia, la Comunidad de Madrid continuará trabajando durante todo el fin de semana y los días posteriores, comprobando la situación de los centros educativos para confirmar que no tienen problemas que puedan afectar a la seguridad.

Pero no va a hacerlo sola, pues el Ayuntamiento de Madrid también anunciaba este viernes que «garantizar la seguridad del acceso a los colegios tras la gran nevada provocada por la borrasca Filomena es una de las prioridades».

Por ello, la vicealcaldesa de Madrid, Begoña Villacís, ha firmado un contrato de emergencia con la empresa pública Tragsa para «impulsar desde hoy la retirada de nieve de todos los accesos y los patios de las instalaciones educativas municipales adscritas a los distritos».

El Ayuntamiento de Madrid ha firmado un contrato de emergencia con la empresa pública Tragsa para "la retirada de nieve de las instalaciones educativas municipales"

La cuantía del contrato asciende a 363.000 euros y el plazo de ejecución estimado es de cuatro días naturales, «aunque con posibilidad de ampliarse si se considera necesario», apuntan desde el Consistorio.

Además, se hará una valoración sobre el estado general de los inmuebles y los daños ocasionados por el temporal bajo la coordinación del Área de Desarrollo Urbano, «en total, se va a actuar en 250 colegios públicos y 70 escuelas infantiles».Tragsa destinará 200 efectivos para estos trabajos «con el objetivo de limpiar 80 colegios al día», a los que se sumará la ayuda de 213 miembros de las Brigadas de Refuerzo en Incendios Forestales (BRIF), dependientes del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico.

Una vez realizada esta evaluación de las instalaciones, si se detectan problemas, «se requerirá la intervención de los expertos de la Dirección General de la Edificación de Desarrollo Urbano o de los técnicos de las juntas de distrito si las incidencias son en calderas, tuberías,…».

Madres, padres y profesores del colegio público Juan Zaragüeta, limpiando los accesos del centro la tarde del viernes 15 de enero. AMPA JUAN ZARAGÜETA

DESTROZOS CAUSADOS POR LA BORRASCA FILOMENA

La Junta Municipal de Hortaleza aún no ha informado de los desperfectos ocasionados por la nevada en las instalaciones de los centros educativos del distrito, pero la Coordinadora de AMPA de Hortaleza ya ha podido comprobar sus consecuencias.

La ola de frío ha afectado a los sistemas de tuberías y calefacción y, en el colegio Ramón Pérez de Ayala, se ha estropeado la caldera; en el colegio Pablo Picasso, se ha roto por tres puntos una tubería del tejado que está provocando una enorme gotera en el techo del gimnasio, y, en el colegio Luis Cernuda, ha tenido que cortarse el agua por una fuga.

La Coordinadora de AMPA de Hortaleza informa de que una decena de centros educativos del distrito ya han confirmado desperfectos

El peso de la nieve ha provocado que muchas estructuras se hayan desplomado: en el colegio Garcilaso de la Vega, se ha caído el techo de la entrada infantil y ha roto una tubería de gas; en el instituto Conde de Orgaz, se ha caído el techo del gimnasio, y la estructura de la pérgola de la escuela infantil La Almudena ha sufrido daños.

La numerosa caída de árboles por las calles del distrito también ha originado destrozos a varias instalaciones, como en el colegio de educación especial Princesa Sofía –donde varias ramas de gran envergadura se han caído derribando la valla del centro–; en el colegio Filósofo Séneca –donde, al caer el arbolado, ha roto una tubería que está desaguando en el patio y han tenido que cortar el agua y también la luz–; el colegio Méndez Núñez está rodeado de árboles caídos que impiden la entrada –uno de ellos sobre la casa del conserje donde hace sus reuniones el AMPA–, y en el colegio Juan Zaragüeta, además, se une que la pasarela que da acceso a una de sus entradas está totalmente congelada.

(Visited 448 times, 1 visits today)