El año pasado hubo varios acontecimientos que han generado más fuerza y posibilidades a la convocatoria del año 2018: por primera vez, se llamaba a un paro laboral de las mujeres para protestar por las situaciones de desigualdad y violencia.

La convocatoria informal #NosotrasParamos del 8 de marzo de 2017 fue un pequeño paso adelante, pero definitivo, en la puesta en marcha de la Huelga Feminista, porque utilizaba la principal herramienta de lucha de clase trabajadora para protestar por una situación que le afecta. Por otro lado, en verano de 2017, el caso de Juana Rivas generó un importante debate sobre el sistema judicial y sus procedimientos “jurídicamente injustos”.

La movilización en redes sociales con el hashtag #JuanaEstáEnMiCasa supuso una llamada de solidaridad en nuestro país que aún ahora continúa. En noviembre de 2017, nuestros móviles se llenaron de las fotos de “La Manada”: este caso expuso cómo piensan y actúan muchos hombres que nos rodean, y nos generó una repulsión y rechazo que hizo que saliésemos masivamente a la calle el 25 de noviembre.

A finales de año, actrices norteamericanas comienzan a denunciar el acoso o abuso de hombres poderosos. Este movimiento, del que las redes se hicieron eco con hashtag como #TimesUp o #MeToo, nos resulta más lejano, pero resulta clave para la energía feminista con la que hemos amanecido en 2018, al ver protestar, enfadarse, reivindicar, a referentes femeninos mediáticamente universales.

En los últimos días, el debate sobre la desigualdad está en los medios gracias a la reacción de algunos personajes políticos que intentan minimizar y desproveer de valor la convocatoria. Con argumentos cómo: “No nos metamos en eso” y “No apoyo una huelga en la que se reivindican otras cuestiones ideológicas”, continua la invisibilización y normalización de la desigualdad, externa e internamente impuesta; otro de los motivos para secundar la convocatoria.

La Huelga Feminista del 8 de marzo de 2018 es, de momento, una convocatoria de paro laboral de dos horas para los sindicatos mayoritarios, con lo detalles por concretar y a la que se le está dando una tímida difusión; encargándose la sociedad civil auto-organizada de dar contenido y visibilidad a esta protesta sin precedentes. De nuevo, volvemos a encontrarlo –casi- todo en las redes, canalizado a través de la web hacialahuelgafeminista.org.

Hortaleza tiene espíritu feminista y reivindicativa sin complejos. Este 8 de marzo, lleva a cabo el paro laboral y de atención y cuidados. Aprovecha el día para estar con aliadas y acude a la manifestación que tendrá lugar en Madrid el 8 de marzo. Difunde la huelga y habla con otras y otros sobre la importancia que tiene. Empodérate y sigue rebelándote contra las violencias machistas. Que la huelga feminista no se quede en las redes y tome las calles.

#HaciaLaHuelgaFeminista


Verónica Gallego es coordinadora de la mesa de Feminismos del Foro Local de Hortaleza

(Visited 220 times, 1 visits today)

Comparte este/a entrada