José Mario Martínez Arroyo (La Paz, 1971) comenzó a hacer sus primeros pinitos en el mundo de la música con 14 años, tocando la batería en un grupo del colegio, hasta que el cantante del mismo cambió de centro y José le sustituyó, recibiendo ya por aquel entonces sus primeras clases de canto. Curiosamente, antes de militar en Mägo de Oz, estuvo varios años siendo profesor de canto y coro, hasta que el baterista y líder de la banda, Txus di Fellatio, acudió a su academia buscando a un vocalista para el grupo entre los alumnos de José, quien finalmente sería el elegido.

José Andrëa adquirió este nombre artístico –y gracias al nombre de su primera hija– en el año 2004, cuando publicó Donde el corazón te lleve, su primer álbum en solitario. Por aquel entonces nada hacía presagiar que siete años más tarde, el cantante abandonaría la formación con la que ya llevaba una década dándose a conocer en todo el mundo. A día de hoy, el músico madrileño se encuentra presentando en directo las canciones su debut como José Andrëa y Uróboros.

PREGUNTA: Boliviano de nacimiento y hortalino de adopción, ¿es José Andrëa un ciudadano del mundo?

RESPUESTA: (Risas)… Bueno, un poco sí, porque después de tantas giras por mil países, uno pierde un poco el concepto de arraigo. Pero cada vez que paso por la calle Paula de la Vega, se remueven mis sentimientos… ¡Madre mía lo que he jugado allí y en los olivos que había detrás de Belianes!

¿Cómo y cuándo descubriste tu vocación musical?

Yo tendría como 10 u 11 años y fue al ver mi primer concierto en las Fiestas del barrio. Tocaban Topo, y me dije: “Tengo que hacer esto como sea”. Y así fue…

¿Cómo viviste el éxito masivo y mundial como vocalista de Mägo de Oz?

Han sido unos años maravillosos, aunque la cosa no acabó bien. Pero sé que soy un privilegiado por poder vivir el sueño de mi niñez. Por otra parte, siempre intenté, con más o menos acierto, que el éxito no me obnubilase, porque el éxito viene y va, es efímero.

¿Qué te llevó a dejar la banda a finales de 2011?

Estaba harto de pantomimas y falsedades, harto de grabar yo mis partes y ver cómo había músicos de sesión que grababan las partes de otros, y harto del show business. Quería volver a lo que me ilusionó de niño: disfrutar tocando, aunque fuera para dos personas, pero volver a la raíz del rock y ¡gozar!

Su vocación musical la descubrió en las Fiestas de Hortaleza. "Tocaban Topo, y me dije: “Tengo que hacer esto como sea”

¿Da vértigo afrontar una carrera en solitario tras pasar por Mägo de Oz?

Al principio sí, porque todo es incertidumbre, y más tal y como está la cosa para todos… Pero después de ver que la banda, los técnicos y mi mánager, Mariam, creen en mí, no puedo dejarme vencer por el miedo ni por el vértigo.

¿Por qué has elegido ahora el concepto de uróboros?

Porque realmente vuelvo a donde empecé, al puro rock visceral, a la carretera y a la manta, a no saber si tendremos dónde dormir después de un bolo, a la humildad, a picar piedra y al ciclo infinito de la vida…

¿Qué dirías que le ha aportado la música a tu vida?

Ojalá le haya aportado yo algo a la música… [Risas]. ¡La música me lo ha quitado y me lo ha dado todo!

Actualmente no vives en Hortaleza. ¿Qué es lo que más echas de menos del barrio?

Los olivos que había detrás de mi casa. Y el concepto de que, más que un barrio, éramos un pueblo. Yo me acuerdo de jugar en verano en la calle hasta la una de la mañana con todos mis amiguitos cuando tenía seis o siete años, y no pasaba nada de nada. Tuve una infancia muy, muy feliz…

¿Qué recuerdos guardas de tu vida en el distrito?

¡Necesitaría un minilibro para responderte! Como te decía, tuve una infancia maravillosa…

¿Es Hortaleza un barrio rockero?

Antes desde luego que sí… Ahora ha cambiado tanto….

¿Además de al proyecto Uróboros, a qué le dedica José Andrëa su tiempo?

A escribir sin descanso y a componer, además de intentar matarme con mi bicicleta de montaña… (risas).

¿Por dónde van tus planes de futuro?

Por seguir siendo sincero con mi música, y por seguir haciendo discos y giras tanto en España como en América. De hecho, desde mediados de septiembre hasta finales de octubre estaremos girando por México, Perú, Argentina…

(Visited 573 times, 1 visits today)