En La imagen de tu vida, Javier Gomá plantea la pregunta de qué es lo que merece la pena que permanezca. El pensador responde que “la perfección moral -la ejemplaridad- y la invención original de una perfecta obra de arte”.

La primera condición la cumple Valentín Huerta Martínez, pues el miedo en la dictadura no impidió que encabezara una manifestación por el agua en Canillas o que fuera uno de los impulsores de tantas asociaciones, incluido el sindicato CCOO. No en vano su nieta Elena declara que “mi abuelo es mi referente”.

Precisamente esta nieta es quien le llevó por el camino de la fabulación hace veinte años al pedirle que le contara cuentos, pero no los de siempre. La exigencia fue a más y tuvo que escribirlos. Su nieto Daniel los subió a un blog y los pies de Valentín los llevaron como cuentacuentos a colegios y hospitales o allá donde lo llamaran. Buena parte de su jubilación se gastaba en fotocopias que iba repartiendo. La familia le hizo un libro con aquellos relatos, pero quedó en lo privado.

Y LLEGÓ EL LIBRO

Por su 90 cumpleaños, Valentín Huerta iba a narrar sus cuentos en el centro cultural Carril del Conde ante las cámaras de Telemadrid, donde lo esperaba una sorpresa. Uno de los periodistas se había puesto en contacto con la editorial Loquenoexiste y, durante el acto, se anunció la publicación de los cuentos de Valentín.

Como explica la editorial, “son historias sencillas, que nacen del deseo de transmitir a los más pequeños unos valores muy necesarios en nuestra sociedad”. Por ello, la presentación del libro el pasado 26 de mayo en el centro cultural Sanchinarro se convirtió en una fiesta donde, junto a los cuentos de Valentín, la magia y la diversión fueron protagonistas.

EN RADIO ENLACE

Una de sus labores semanales es la sección de cierre del programa Radio FAPA (Somos escuela)dedicado a asociaciones de madres y padres y que se emite en directo los lunes por la tarde en Radio Enlace. En junio del 2012, Valentín apareció en el programa interesado en la infancia y la educación y allí permanece tras casi 250 programas.

En estos seis años, su sección ha cambiado de nombre –de “Los cuentos de Valentín” o “De fábula con Valentín” a “La controversia de Valentín”–, pero nunca ha faltado a la cita, por eso sus minutos son oro para la radio comunitaria.

EN EL PERIÓDICO VECINAL

En este propio medio, Valentín Huerta quizá sea el lector más participativo. Sus cartas al periódico son un signo más de responsabilidad y de preocupación por su entorno.

Pero también hay otro Valentín oculto y de escritos que podrían ser censurados. Alguna pista de ello da su perfil de Facebook. Son textos leídos por una minoría en los que el humor y la sátira le dan repaso, en especial, a la actualidad política. Seguramente haya más facetas de Valentín, pero las que perdurarán son las importantes: su ejemplo y su obra.

(Visited 188 times, 1 visits today)

Comparte este/a entrada