En el Spartac de Manoteras F.C. son algo más que conscientes de que necesitan que su campo sea de césped artificial para igualarse a otros clubes que utilizan campos municipales y ampliar su cantera en una zona necesitada de inversión en deporte para los jóvenes. No han conseguido de las instituciones ese objetivo y ahora se dirigen al vecindario y a la ciudadanía para pedir ayuda.

Para ello han recurrido a dos plataformas de Internet: Lánzanos, una de las primeras que hubo España, y Mi grano de arena, un modelo diseñado para ONGs.

El primero es más barato pero más ambicioso (40.000 euros). En esta vía de financiación, quien promueve debe ofrecer un reconocimiento a sus “mecenas”, desde un pin por 5 euros a poder inaugurar el nuevo campo con un partido por 300 euros. El problema de Lánzanos es que mantiene cada campaña solo por 90 días y, si no se llega al 100%, no se recibe nada.

En Mi grano de arena, la junta directiva “se ha venido arriba” proponiendo el precio total de la instalación del césped artificial (120.000 euros) y se han dado más plazo hasta el 28 de septiembre. Aquí no es necesario ofertar ningún “regalo” y no hay comisión.  Esta plataforma también tiene las ventajas de liquidar mensualmente las aportaciones que se van recibiendo sin que se pierda ninguna aportación.

Esta modalidad de micro mecenazgos o pequeñas donaciones para conseguir un gran objetivo es nueva en nuestra cultura y depende tanto de su difusión en las redes sociales como de romper la pasividad y el conformismo.

En menos de un año, la nueva junta directiva del Spartac cuenta en su haber desde recuperar las categorías inferiores, mejorar las infraestructuras, becar a jóvenes sin recursos, organizar el Campus de Tecnificación y Juego o invitar a eventos abiertos y gratuitos, como la Jornada Intercentros o un circo.

Su presidente, José Antonio Díaz Fernández, señala que tras estos logros hay una importante labor altruista con excelentes voluntarios y reconoce la ayuda de la Junta Municipal. Sin embargo, él y su junta directiva no se conformarán hasta conseguir el campo de césped artificial. Ahora piden colaboración a cada persona, a la asociación vecinal del barrio y a los diferentes colectivos de Hortaleza. ¿Quién quiere ser mecenas? ¿Quién cree de verdad en los valores del deporte y la educación? En el Spartac tiene la oportunidad de demostrarlo.

(Visited 618 times, 1 visits today)

Comparte este/a entrada