Hoy nuestro barrio está triste. El colegio Virgen Milagrosa en Hortaleza llora de pena. Hoy nos miras desde el cielo. Todos sentimos dolor por tu pérdida. Fueron años de lucha intensa. De paseos por nuestras calles del brazo de tu inseparable compañero, tu marido. De corazón tan grande y bello como el tuyo.

Has formado parte de la vida de tantas personas, que será imposible olvidarte. Ahí estarás en cada gesto de valentía, respeto o compañerismo. Todos esos valores que nos inculcaste siempre, a lo largo de varias generaciones. La importancia de ser buenas personas, de ayudar al compañero. Tu capacidad de transmitir el amor por los demás. Fueron años de docencia. Y, ¿por qué será que todos te recordaremos con enorme cariño y admiración? Compañeros, alumnos y amigos.

Ahí quedarán esas clases de tiza blanca y pizarra. Ese sol entrando en las aulas por los amplios ventanales. Esos pequeños pupitres de libros abiertos y máxima atención. Esa sirena en tu patio. Esas carreras por los pasillos que enseguida reprendías con temor a caernos y hacernos daño.

Esas marchas por los caminos de altos helechos que nos llegaban a las rodillas, con el rio sonando de fondo, durante esos veranos de colonias en Valdelateja, al norte de Burgos. Allí nos esperaba, como todos los años, esa empinada ermita en lo alto de la montaña. Cómo nos animabas a subir hasta ella para tocar la campana.

Y así nos cuidaste y aprendimos a crecer junto a ti. Gracias por tu enseñanza y sabiduría. Siempre estarás presente en nuestros corazones. Descanse en paz, querida señorita Rosa Anguita.

Colegio Virgen Milagrosa scaled

Entrada del colegio Virgen Milagrosa, en la calle Mar de Coral de Hortaleza. CARMEN MOLINA

(Visited 1.589 times, 1 visits today)