Escribía Thoreau que “los individuos, como las naciones, deben tener adecuados y amplios límites naturales, así como un considerable terreno neutral que los separe”. Me pregunto si no serán nuestros parques ese terreno neutral