Allá por 2005, antes de la crisis, en la era Gallardón, la de las grandes obras y cuando el Partido Popular pensaba aquello de que en “Madrid no se acaba el dinero ni quemándolo”, el Ayuntamiento formalizó el contrato de alquiler para ubicar Línea Madrid y la Agencia Tributaria del consistorio en el joven barrio de Sanchinarro.

La carencia de infraestructuras del barrio y la escasa previsión del equipo de gobierno del PP hizo que el Ayuntamiento alquilara un gran local de 1.200 metros cuadrados en la avenida de Príncipe Carlos por más de 420.000 euros al año. Por si fuera poco, en 2010, ya en plena crisis, y sometidos al Plan Económico Financiero que impuso el ministerio de Hacienda, el Ayuntamiento gobernado por el PP volvió a renovar este contrato por otros cinco años.

Denuncia de la oposición

Carlos Sanz, portavoz adjunto del PSOE en la Junta Municipal ha venido denunciando esta situación lo largo de los años. “Desde el punto de vista económico, el alquiler ha sido un despropósito. Es injustificable que el precio del alquiler por metro cuadrado haya sido entorno a un 27% superior al de mercado y que las clausulas del propio contrato impidieran la renegociación de los precios por cinco años”.

También añade que “es inconcebible la falta de previsión del propio ayuntamiento, habiendo edificios de la EMV con locales en el propio barrio que se ofertan para la venta y alquiler como es el caso del edificio en la Avenida Pi y Margal 10-20, donde curiosamente el precio es muy inferior al que el propio Ayuntamiento ha pagado”.

Una mudanza anunciada

Finalmente, tal y como anunció en el último Pleno de la legislatura el concejal presidente Ángel Donesteve (PP), la Agencia Tributaria pasará a prestar servicios a partir del próximo septiembre en la calle Ramón Power, mientras que Línea Madrid, tal y como el propio Grupo Municipal Socialista le había propuesto en reiteradas ocasiones, se ofertará en el centro cultural Sanchinarro: infraestructura de titularidad municipal y gestión privatizada que en su día supuso una inversión de más de 13 millones de euros a todos los madrileños. “Parece que al final de la legislatura, la cordura ha entrado en el PP. Eso sí, 4,5 millones de euros después”, lamentó el vocal socialista.

(Visited 867 times, 1 visits today)