A estas alturas, nadie pone ya en duda los enormes beneficios del ajedrez en el desarrollo cognitivo de los niños y niñas. Este juego-deporte, de bajísimo coste, que conjuga filosofía, arte y ciencia, aúna muchas de las capacidades que contribuyen de forma esencial al desarrollo físico, intelectual, afectivo, social y ético durante la edad escolar: mejora la capacidad de concentración, atención y gestión del tiempo; incrementa el pensamiento abstracto y lógico, la capacidad de cálculo; fomenta el espíritu de superación y de aceptación. Y un largo etcétera.

Pero sus beneficios no son solo de índole académico. La ECU Board (European Chess Union) lleva años promoviendo los valores del ajedrez. Para los miembros de esta asociación, el ajedrez «podría mejorar la cohesión social y contribuir a objetivos políticos tales como la integración social, la lucha contra la discriminación, la reducción de las tasas de delincuencia e, incluso, la lucha contra diferentes adicciones».

Ajedrez en la escuela

Desde hace varias décadas, se viene planeando la introducción del ajedrez como parte del currículo escolar. Ya en el año 2012, el Parlamento Europeo aprobaba un programa por el que se instaba a los estados miembros a introducir el ajedrez en el sistema educativo. Para sorpresa y deleite de los amantes de este deporte, el pasado mes de febrero, la Comisión de Educación y Deporte del Congreso aprobó una Proposición No de Ley sobre la implantación y fomento de la práctica del ajedrez en las escuelas. A través del programa ‘Ajedrez en la escuela’ en el sistema educativo español, se propone que el ajedrez forme parte del horario lectivo, convirtiéndose en una asignatura más.

Ajedrez Cabrini 1Ajedrez gigante en el patio del colegio Cabrini / Foto Photoleza

Pioneros en el distrito

En España son muchos los centros educativos que ya ofrecen el ajedrez como opción extraescolar. El colegio Santa Francisca Javier Cabrini de Canillas es, desde hace once años, uno de ellos. Para este colegio situado en el distrito de Hortaleza, sus beneficios son más que evidentes: «el ajedrez beneficia especialmente las dos áreas en las que, según el Informe PISA, los alumnos españoles presentan más carencias: las matemáticas y el lenguaje», apuntan desde el centro.

Pero su apuesta por este práctica con más de 15 siglos de historia no se queda aquí. Gracias a la implicación de la directora y el profesorado, hace dos años y medio comenzaron un proyecto basado en el ajedrez dentro del aula. Así, los alumnos de este colegio pueden adentrarse en el mundo del ajedrez desde una edad muy temprana (desde primero de Educación Infantil hasta sexto de Educación Primaria) con la vista puesta «no a la formación de futuros campeones de ajedrez, sino de conseguir, mediante su aprendizaje, una mejora en la formación integral de nuestros alumnos, influyendo positivamente en la adquisición de las competencias básicas, haciendo de ellos ciudadanos que favorezcan la convivencia». Su metodología es sencilla puesto que en ningún momento se olvida el carácter lúdico de este juego.

Torneo en abril

Además, en el marco de esta iniciativa y por segundo año consecutivo, el colegio Santa Francisca Javier Cabrini celebrará el próximo 25 de abril el encuentro Chess Cabrini. Se trata de un evento en el que personalidades relevantes del mundo del ajedrez debaten y comparten opiniones sobre este apasionante juego: «Habrá un torneo con niños y mayores de toda la Comunidad de Madrid, una conferencia, una mesa redonda, juegos en paralelo, ajedreces gigantes y alguna propuesta más» explica la profesora Verónica López, una de las cuatro docentes que coordinan este proyecto innovador por el que ya han aparecido en diversos medios de comunicación especializados. El año pasado, 162 niños pudieron disfrutar del torneo sub-16 y este año esperan aumentar esta cifra.

(Visited 1.272 times, 1 visits today)

Comparte este/a entrada