Manoteras en bici ha continuado encontrándose los domingos a las nueve de la mañana para seguir disfrutando del deporte y del paisaje. Por segundo año recorre tres etapas de una de las rutas más antiguas y universales.

Más de trescientos sesenta y cinco giros del planeta nos devuelven con las dos ruedas al Camino de Santiago y nos aprestamos a compartir una segunda crónica con la que ampliar los horizontes de Hortaleza. En la primera fueron tres. La segunda se prometía numerosa, pero cobardías, deserciones y lumbalgias de última hora transformaron la ecuación del deseo en un nuevo tres. Este año seguiremos las pedaladas de los veteranos José Sanz y Miguel Ángel López, a quienes se suma Luis Javier Puente.

El plumilla seguirá siendo Miguel, nuevo ex presidente de La Soci, quien acompañará su crónica con un haiku. Este tipo de escritos es de origen japonés y se caracteriza por la brevedad (tres versos de cinto, siete y cinco “moras” o sílabas) y por ser la expresión de la sorpresa y la emoción que produce en el poeta la contemplación de la naturaleza. Viajemos también en verso.

 

Primera etapa: domingo 9 de abril

Fromista-Carrión de los Condes

Salimos de Fromista a media mañana cuando ya todo el mundo lleva un rato caminando. Ante nosotros, una recta interminable, podemos ver el camino confundiéndose con el horizonte. Quizá sea eso lo que nos espera este año: un recorrido sin curvas, sin cuestas. ¿Aburrido? Pienso que esto es lo que ocurre la mayor parte de nuestra vida, caminar contra el horizonte monótono, como en esta Tierra de Campos. Ya llegará la primera cuesta.

 

Segunda etapa: lunes 10 de abril

Carrión de los Condes-Sahagún

Nos despierta la campana del  convento de Santa Clara en Carrión de los Condes donde hemos dormido. Llama a laudes a las monjas a las 6.30 de la mañana y a nosotros nos pone en marcha.

Hoy tenemos un día largo hasta nuestro destino en Sahagún; nos esperan iglesias románicas construidas con ladrillo y pueblos de barro y paja que apenas se distinguen de la tierra. En todos ellos nos encontramos plazas con árboles entrelazados por sus ramas. Tienen sus propias raíces pero la savia que corre por sus ramas pasa de uno a  otro como si fueran lo mismo.

No les he preguntado a todos los peregrinos con los que nos cruzamos pero creo que, mientras están en el camino, tienen la misma vivencia de comunidad. Quien camina en la inocencia camina seguro.

 

Haiku

Ser cada uno

siendo todos uno

hasta que se nos distinga.

 

Tercera etapa: martes 11

Sahagún-León

Hoy salimos de Sahagún con destino León en la etapa más larga de nuestro camino. Seguramente, al final del día, además de las experiencias acumuladas, podremos contar también las curvas del camino y nos valdrá con los dedos de una mano.

Una vez que salimos de la ciudad y nos ponemos frente a la carretera, vemos una larga fila de arboles que nos van a dar sombra todo el día. Uno tras otro, los arboles van pasando lentamente y son 100, 1.000, 10.000… Pienso en la gente que los ha plantado sin saber que ahora nos marcan el camino y nos protegen del sol… Y me alegro por ellos; las obras de sus manos son el alivio de las nuestras. Como ocurre siempre, nunca lo sabrán.

Haiku

Inesperadamente,

aunque sin vida aparente,

hay señales por todas partes.

 

Cuarta etapa: miércoles 12 de abril

León-Astorga

Hoy nos despiertan los ruidos de los coches porque hemos dormido en un albergue en medio de la ciudad. ¡Cómo añoramos las campanas de las monjas o el amanecer tranquilo entre los trinos de los pájaros en Sahagún! Nuestro destino final en Astorga nos ofrece dos posibilidades de camino, el original, paralelo y coincidente con la carretera nacional 120 o un camino alternativo que recorre el páramo entre melojos y campos de colza y trigo, silencioso como los pueblos que atravesamos todos los cuales tienen como apellido el páramo que los envuelve. Nos entregamos al silencio y a la quietud del Páramo y nos dejamos ir como si no hubiera un mañana. Ojalá este abandono nos acompañe siempre.

Haiku

Reconozco los nombres

que silba entre la colza

el viento del páramo.