Los límites entre Hortaleza y Ciudad Lineal han amanecido sembrados de tiendas de campaña ante el número 73 de la calle Golfo de Salónica, donde se hallan las oficinas de la empresa Zardoya Otis, una multinacional dedicada a la instalación y mantenimiento de ascensores, escaleras mecánicas y andenes móviles.

Antes de las ocho de la mañana, un numeroso grupo de trabajadoras y trabajadores, acompañados por dos dotaciones policiales, mantenía un respetuoso silencio ya que la empresa está situada junto a una escuela infantil, según declaraban quienes allí se hallaban concentrados. Están en su sexto día de una huelga convocada como medio de presión y apoyo en la mesa negociadora de su décimo octavo convenio. La huelga comenzó el 27 de abril y está convocada hasta el 16 de mayo en todo el Estado. Como explican en sus carteles, “Otis es líder en el mercado de ascensores y escaleras y también en beneficios empresariales año tras año, ahora quiere ganar más recortando derechos y congelando salarios a sus trabajadores”.

Según el Sindicato de la Elevación, convocante de la huelga, hay un total de 2.885 afectados que “piden subidas salariales acordes a los beneficios de la empresa (más de 400 millones netos en los últimos tres años), cláusula de revisión salarial, mejora de condiciones de servicios…”. Por este motivo y ante la respuesta de Zardoya Otis, las trabajadoras y los trabajadores “han montado un campamento de lucha en las oficinas centrales de Madrid”, ubicadas junto a los límites de este distrito.

Para el jueves 4 de mayo han convocado una manifestación a las 11.00 horas que partirá de Callao y pasará por Gran Vía, Cibeles, Neptuno y Atocha, finalizando en la Cuesta de Moyano.

Concentración ante la sede de Zardoya Otis en Golfo de Salónica. Foto Ana Nafsi

(Visited 1.012 times, 1 visits today)