Tras cuatro años de ausencia, las fiestas dedicadas a la Virgen de la Soledad, vestigio del pasado rural de nuestro barrio, regresan con tres jornadas de verbena y orquesta en la placita Josefa Arquero del pueblo de Hortaleza