«Con Hortaleza no se juega» y «Fuera casas de apuestas» son algunos de los mensajes que han aparecido en establecimientos de Sportium y Codere en el distrito, donde se ha duplicado el número de estos negocios en los últimos cinco años