El grupo de percusión de Hortaleza, que surgió del movimiento asociativo y por el que han pasado un centenar de personas, celebra una década poniendo banda sonora a las celebraciones y reinvindicaciones del barrio