Efectivamente, ha nacido un nuevo hábitat en el parque de Villa Rosa-Paco Caño tras ser abandonado, otra vez, de la mano del Ayuntamiento