El mantenimiento y limpieza de calles y zonas verdes, la creación de aparcamientos disuasorios y vecinales, así como planes de movilidad en Sanchinarro y Vía de los Poblados, entre las necesidades del vecindario a las que tendrá que hacer frente el nuevo Gobierno municipal