La esquina del barrio

Otro mundo

Otro mundo

En Hortaleza cuando no quieren tirar un antiguo seminario para construir un gimnasio ponen a la venta una finca histórica para hacer más oficinas. Son más punkis que Mayakovski y Las Vulpes juntas.

Como un hospital robado

Como un hospital robado

Si no fuera porque no quiere uno pensar mal de las intenciones de Ayuso, deduciría que quiere beneficiar a la sanidad privada, que no ha parado de ganar contratos en la Comunidad, mientras que la sanidad pública se ahoga en recortes

Hortaleza no aparca sus problemas

Hortaleza no aparca sus problemas

La movilización popular en Hortaleza ha impedido tres crímenes: uno contra el pasado en el casco viejo del pueblo; dos contra el futuro: un megaparking que estamos a tiempo de convertir en una biblioteca, y el tercero, contra el futuro de los niños de un colegio público

Honrarás a tu padre y a tu madre

Honrarás a tu padre y a tu madre

En Madrid han muerto 6.000 ancianos de covid en residencias desde el comienzo de la pandemia. Pasarán los años y no nos explicaremos cómo permitimos que sucediera

Vivienda no rima con mercado

Vivienda no rima con mercado

Aunque ahora parezcan políticas sólo de Cuba o de Corea del Norte, hubo un tiempo en el que quienes gobernaban en España asumían que había que solucionar el problema de la vivienda en ciudades como Madrid

Gorrillas

Gorrillas

En el diseño que está haciendo de Madrid, la derecha le ha colgado a Hortaleza un destino funesto: ser aparcamiento. ¿Quién quiere bibliotecas o parques, cosas de rojos?

Cacerolas

Cacerolas

Apareció el virus del narcisismo y las protestas de gama alta en las calles llenas de ‘parvenues’, donde se esconden los menos pudientes de los pudientes. Los que temen, si esto sale mal, verse empujados a vivir de esos subsidios de los que ahora echan pestes

Moisés en Las Cárcavas

Moisés en Las Cárcavas

Cada mañana miles de empleados vienen a una zona del distrito sin equipamientos, con una carretera pensada para comunicar un asentamiento como Las Cárcavas con Hortaleza, rodeada por autopistas como la M-40 o la M-11, sin transporte público decente y a bordo de miles de coches que dejarán tirados por cualquier parte