Luis Miranda fue uno de esos militantes por la democracia en el ocaso de la dictadura que continuó su trabajo por la justicia social desde la política, el asociacionismo vecinal y otros movimientos sociales del distrito durante toda su vida