Comienzan las ventas de los pisos vacíos adquiridos por Valentín Bascuñana a través de Ponca Investments 2015 y las calles del barrio se llenan de potenciales compradores guiados por los agentes comerciales de las inmobiliarias