El proyecto que en Hortaleza gestiona la asociación El Olivar trabaja a diario en la mejora de los barrios y en la inserción laboral de personas que se encuentran en situación de alta vulnerabilidad, pero el cambio de gobierno hace temer por su continuidad