A pesar del frío y de la espesa niebla, cientos de vecinos y vecinas se afanan en dar los últimos retoques a las carrozas y disfraces de la Cabalgata Participativa, que volverá a llenar de color las calles de Hortaleza la próxima Noche de Reyes