Hortaleza Periódico Vecinal

Nace la ‘Plataforma Área 4, salvemos el Ramón y Cajal’

Porque hay menos camas, profesionales y servicios en el Ramón y Cajal, la renacida plataforma espera ir sumando apoyos para el evitar la devaluación del hospital de referencia de Hortaleza


 Última hora

Nace la ‘Plataforma Área 4, salvemos el Ramón y Cajal’

Puerta del hospital Ramón y Cajal / Foto Manu Peris

Nace la ‘Plataforma Área 4, salvemos el Ramón y Cajal’
enero 21
19:37 2017

Trabajadores, pacientes, asociaciones y colectivos afectados por el paulatino deterioro del Hospital Universitario Ramón y Cajal publicaron el pasado 16 de diciembre una declaración con la que se constituía la nueva Plataforma en Defensa de la Sanidad Pública “Área 4, Salvemos el Ramón y Cajal”.

La comparación de las cifras actuales con los datos de 2011, según recoge el comunicado, son significativos pese al incremento del 2,5 % de población en el último lustro: 468 camas menos, 488 trabajadores menos, dos UVIs postquirúrgicas menos y la desaparición de la Unidad de Hospitalización de Endocrinología, todo ello unido a una financiación inadecuada de 679 euros por habitante según recoge la nueva plataforma.

Aunque Hortaleza Periódico Vecinal se puso en contacto con el gabinete de comunicación del hospital para contrastar estar informaciones y se comprometieron a informar en el día, aun no se ha podido contar con la respuesta de los responsables del centro.

Tras la Marea Blanca, “todo el mundo volvió a sus tareas”, explica Javier Cordón, trabajador del hospital Ramón y Cajal y miembro del MATS (Movimiento Asambleario de Trabajadores y Trabajadoras de la Sanidad). Esta relajación fue aprovechada por la nueva dirección, según este representante sindical, para poner en marcha una estrategia paulatina y silenciosa en la que se fueron restando servicios, recursos y personal a un hospital que atiende a cuatro distritos de Madrid, incluido el de Hortaleza, en un proceso de “privatización a pequeña escala”.

En el comunicado de la plataforma se destacaban tres motivos para su puesta en marcha: evitar la progresiva destrucción de este hospital, mejorar la asistencia en el mismo y en los centros de especialidades y ambulatorios y dar respuesta a las reclamaciones vecinales relacionadas con la sanidad (accesibilidad, transporte, nuevos centros, etc.).

La nueva plataforma aún está en proceso de conformación. Son muchas las reuniones pendientes en barrios, asociaciones y colectivos para lograr comunicar y sumar apoyos, el único camino para evitar el deterioro del Hospital Universitario Ramón y Cajal porque, como explica, Javier Cordón, “se pretende que esta plataforma sea duradera, no se puede dormir”. Para ello han habilitado un correo electrónico (plataformasanidadarea4@gmail.com) y han utilizado dos redes sociales, Twitter y Facebook, para reforzar la comunicación.

CASOS Y CONSECUENCIAS

Ayer tuvo mala suerte Elisa, nombre supuesto de una las personas ingresadas en la tercera planta del Hospital Universitario Ramón y Cajal. No dio tiempo por la tarde a que la levantaran de la cama. Solo quedan 18 celadores para todas las plantas y les fue imposible atender a todos los pacientes. Carlos desde casa se debate entre ir a su hospital público de referencia o aceptar la oferta de una clínica que ni conoce ni le da las mismas garantías.

Es uno más de los 7.700 pacientes que, según datos de finales de septiembre de 2016, iban a estar en lista de espera quirúrgica del Ramón y Cajal (83.000 en toda la Comunidad de Madrid). Al otro lado del teléfono le comentan que, si acepta la derivación, la demora es de 56 días; si mantiene su preferencia por su hospital, esa demora está en los 184 días. Carlos sabe que en el hospital quieren cerrar catorce quirófanos. Lo dice y protesta. Pero da igual, tiene que tomar una decisión y no sabe hasta cuándo puede aguantar.

En un tuit de ‏@SalvemosRyC  publicado el 12 de enero se leía “Siguen los problemas en las urgencias del #RamónyCajal Hoy 47 pacientes pendientes de ingreso 7 con una espera de más de 48h 34 más de 24h”. La ortografía en Twitter genera dudas pero no los datos que avisan de que algo no va bien.

Estas son situaciones anónimas que día a día se van multiplicando en un hospital que da servicio a más de medio millón de personas. Sin embargo, aunque ha aumentado la población, en los últimos años han disminuido alarmantemente las partidas presupuestarias asignadas, las camas en funcionamiento y el número de trabajadores. Quizá el apoyo individual o colectivo a la nueva plataforma pueda cambiar esa tendencia.

(Visited 970 times, 1 visits today)

Acerca del autor

Juan Cruz

Juan Cruz

Artículos relacionados

0 Comentarios

Sin comentarios aún

Por ahora no hay comentarios, ¿quieres añadir uno?

Escribe un comentario

Escribe un comentario

Ya disponible nuestro nuevo número

Ya disponible nuestro nuevo número

Síguenos en las redes sociales



Lo más popular de la semana




x Shield Logo
Este sitio es protegido por
The Shield →